Sindicato Unite condena la injerencia de Estados Unidos en los asuntos internos de Cuba

Londres, 21 de julio de 2021

Unite, el sindicato líder del Reino Unido, que durante mucho tiempo ha apoyado las causas progresistas en América Latina, ha declarado su convicción de que los recientes disturbios en Cuba tienen en su origen en el bloqueo inhumano impuesto por Estados Unidos a Cuba y que afecta negativamente a muchos países que desean comerciar con Cuba.

Unite reconoce plenamente los reclamos esenciales de los trabajadores cubanos y sus familias debido a la escasez de alimentos, energía y medicinas que se agudizaron durante la presidencia de Trump y no se han aliviado bajo el presidente Biden.

El secretario general de Unite, Len McCluskey, dijo: “Florida estuvo en manos de Trump en las elecciones presidenciales del año pasado. Biden, con la mirada puesta en una posible campaña de reelección, se ha sumado efectivamente a la extrema derecha en Miami, cuyos miembros destacados, incluido el alcalde de Miami, incluso han abogado por ataques aéreos contra Cuba”.

Estados Unidos ha estado bloqueando a Cuba durante casi 60 años. Desde 1990, el bloqueo ha sido condenado año tras año como ilegal por la Asamblea general de las Naciones Unidas. Estados Unidos y su singular aliado Israel están perpetuamente en el bando perdedor en esta votación, que incluso el Reino Unido, bajo el gobierno de Johnson, apoya.

Tal es la naturaleza omnipresente del bloqueo que el año pasado impidió que llegara a la Isla un envío de ayuda médica para la Covid-19, incluidos equipos de protección personal, ventiladores y equipos de prueba.

A pesar de desarrollar su propia vacuna, la escasez de jeringuillas y otros recursos médicos está obstaculizando la velocidad del despliegue masivo de la vacuna en Cuba.

Naciones Unidas estima que el bloqueo le ha costado a la economía cubana 130 mil millones de dólares. La financiación de los Estados Unidos para los grupos de oposición cubanos desde que Trump asumió la presidencia ha ascendido a 17 millones de dólares.

McCluskey agregó: “La medida más simple que el presidente Biden podría tomar para evitar cualquier crisis en Cuba sería levantar el bloqueo. Los cubanos ya poseen la infraestructura necesaria para asegurar que los materiales y medicinas lleguen a donde más se necesitan”.

“Hablar de un 'corredor humanitario' es una tapadera para la intervención de Estados Unidos. Desde Guatemala en 1954 hasta Chile en 1973 y en otros lugares más recientemente, la intervención estadounidense en América Latina nunca ha sido beneficiosa para los trabajadores”.

"Apoyamos a los sindicatos cubanos que han dicho 'Lo que Cuba necesita es que se elimine el bloqueo'. Unite pide al presidente Biden que levante de forma inmediata e incondicional el bloqueo ilegal".

 

 

 

 

Categoría
Bloqueo
Solidaridad
RSS Minrex