Raúl Roa y la diplomacia revolucionaria

Con un estilo tan propio que impuso en sus históricos alegatos en diferentes foros espacios internacionales, como los difíciles días del ataque a Playa Girón y de la Crisis de Octubre, Raúl Roa García sobresalió en la trinchera de la diplomacia revolucionaria.

Durante los años en que libró importantes batallas diplomáticas frente a los representantes del imperialismo estadounidense dejó en vilo a quienes trataron de menoscabar la soberanía de Cuba con su verbo elocuente y mordaz.

Imposible olvidar sus esplendidos y combativos discursos en defensa de la Revolución ante la Organización de Estados Americanos y las Naciones Unidas, actuaciones que le hicieron merecedor del reconocimiento, respeto y admiración de su pueblo y el mundo.

“El mérito no es mío, es de la Revolución Cubana, que yo represento”, así solía decir cuando alguien le felicitaba por el éxito obtenido en alguno de esos espacios a los que concurría en funciones de su cargo de Ministro de Relaciones Exteriores.

Ante los retos de la Revolución triunfante en enero de 1959, Raúl Roa se convirtió en el mejor intérprete de las concepciones sobre la diplomacia revolucionaria, al tiempo que señaló que a esta le correspondían “deberes y responsabilidades congruentes con su naturaleza democrática, proyección continental y trascendencia universal”.

Roa supo siempre interpretar en forma cabal la línea y las posiciones de Fidel. (…) No se podrá escribir la historia de la diplomacia moderna en el mundo, sin recoger las luchas y la obra que en este campo llevó el Canciller de la Dignidad”, señaló el revolucionario cubano Armando Hart Dávalos.

“La revolución que trajo el pueblo, del brazo de Fidel Castro, es tan cubana como la Sierra Maestra, tan americana como los Andes y tan universal como los cimeros valores humanos que encarna”, así magistralmente definió a la Revolución Cubana en la VII Reunión de Consulta de los Ministros de Relaciones Exteriores de la OEA.

De Roa destacó su capacidad para insertar a Cuba en un nuevo ámbito internacional en el que se pronunciaban los principios revolucionarios, anticolonialistas, de lucha por la independencia de Puerto Rico, de fomentar las relaciones con la renaciente África y el Movimiento de los No Alineados.

Contribuyó de manera decisiva a formar a toda una generación de diplomáticos, a consolidar al MINREX como un organismo digno de la entonces joven Revolución triunfante y, sobre todo, a conformar toda una escuela de política exterior que no sólo dura hasta nuestros días, sino que se proyecta hacia el futuro.

A 39 años de su fallecimiento, este seis de julio, sentimos que el innegable patriota, intelectual, político y cuadro de la Revolución dedicado a la diplomacia, representa los principios de la política exterior que defienden la mezcla de generaciones de funcionarios y trabajadores del Ministerio de Relaciones Exteriores de la República de Cuba.

(Tomado de Cubaminrex)

 

Embajada de Cuba en Haití.

Categoría
Eventos
RSS Minrex