Interviene Juan Antonio Quintanilla Román, Embajador, Representante Permanente de Cuba en el Debate General del Tema 8 (Seguimiento a la implementación de la Declaración y Programa de Acción de Viena). 48º período ordinario de sesiones del Consejo de

Intervención de Juan Antonio Quintanilla Román, Embajador, Representante Permanente de Cuba en el Debate General del Tema 8 (Seguimiento a la implementación de la Declaración y Programa de Acción de Viena). 48º período ordinario de sesiones del Consejo de Derechos Humanos. Ginebra, Suiza, 4 de octubre de 2021.

Señora Presidenta:

Cuba reafirma la importancia de seguir trabajando por la promoción del diálogo, la cooperación y el respeto mutuo, que fueron objetivos centrales en la creación de este órgano, y que constituyen la única vía posible para la genuina promoción y protección de todos los derechos humanos para todos. 

Más de un cuarto de siglo después de la adopción de la Declaración y el Programa de Acción de Viena, sus compromisos están muy lejos de alcanzarse, mientras se perpetúan la xenofobia, el racismo, la discriminación y la intolerancia, particularmente en países desarrollados.

Paradójicamente, en la consideración de los temas de derechos humanos, dichos países promueven el sesgo ideológico, los dobles raseros, la manipulación, la politización, la selectividad, y la imposición de mecanismos punitivos, que continúan proliferando mientras se nos habla de eficiencia y de preocupación por la crisis financiera del sistema de derechos humanos.

No nos engañemos, la crisis no solo es financiera sino de credibilidad y legitimidad. Tanto es así, que parecería que el pilar de derechos humanos no puede funcionar independiente y orgánicamente, sin que se trate de vincular de manera artificial al pilar de seguridad. Por supuesto, siempre ligado a la agenda geopolítica de los poderosos. 

Rechazamos la manipulación de los derechos humanos, como excusa para ejercer presión política y justificar la imposición de acciones punitivas, muchas veces con el objetivo de promover y legitimar operaciones de cambios de régimen.

Señora Presidenta:

Bajo el impacto demoledor de la pandemia de Covid-19, se han agudizado las inequidades estructurales y las crisis globales.

La aplicación de recetas neoliberales durante décadas ha reducido las capacidades de los Estados para atender las necesidades de sus poblaciones y la realización de sus derechos humanos. Los más vulnerables han quedado desprotegidos, mientras las naciones ricas y dentro de ellas las élites, incrementan sus beneficios.

El multilateralismo, la cooperación internacional y el diálogo como principales vías para superar los desafíos de la humanidad, son insustituibles y aún muy insuficientes. Unir esfuerzos y voluntades por el bien de la humanidad, es impostergable.

Muchas gracias.

Categoría
Eventos
Multilaterales
RSS Minrex