Declaración de Juan Antonio Quintanilla Román, embajador, representante permanente de Cuba, en la sesión de clausura de la 15º Conferencia Ministerial de la UNCTAD

Declaración de Juan Antonio Quintanilla Román, embajador, representante permanente de Cuba, en la sesión de clausura de la 15º Conferencia Ministerial de la UNCTAD. Ginebra, Suiza, 7 de octubre de 2021.

Señora Presidenta:

Uno de los temás más relevantes del documento que hemos acordado es, sin dudas, las medidas coercitivas unilaterales, dado su impacto negativo en el comercio y el desarrollo, no solo de los países víctimas de esas medidas, sino también de muchos otros.

Cuba conoce esa realidad muy bien, pues ha sido, y continúa siendo, víctima del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el gobierno de los Estados Unidos durante seis décadas.

El bloqueo es el sistema de sanciones coercitivas unilaterales más severo y prolongado que se ha aplicado contra país alguno. Constituye una violación flagrante de los derechos del pueblo cubano y el obstáculo principal a nuestro desarrollo económico y social. Es una violación flagrante del Derecho Internacional y de la Carta de la ONU. El bloqueo afecta todos los sectores de la vida del país. A precios corrientes, los daños acumulados en casi seis décadas de aplicación de esta política ascienden a más de 147 mil 853 millones de dólares.

La administración del ex presidente Trump recrudeció el bloqueo contra Cuba hasta niveles sin precedentes, con 243 medidas de guerra económica, incluyendo en el contexto de la pandemia de Covid-19, a la cual identificó como aliada en su política de hostilidad hacia nuestro país. Con la actual administración estadounidense la situación se mantiene igual.

Señora Presidenta:

Agradecemos todos los esfuerzos realizados por los facilitadores y los amigos de la presidenta de la Junta de Comercio y Desarrollo para encontrar soluciones de aveniencia en este tema. Sin embargo, lo acordado no es suficiente; no refleja la realidad de un mundo en el que prolifera la aplicación de ilegales, inmorales e inhumanas medidas coercitivas. Lamentamos y rechazamos que algunos grupos de países no comprendan la importancia y seriedad de esta cuestión. Solicitamos a la UNCTAD que brinde la atención que este asunto merece, el cual, sin lugar a dudas, es parte de su mandato. En ese empeño, cuentan con todo el apoyo de Cuba. Solicito que esta declaración se refleje en las actas.

Muchas gracias.

Categoría
Eventos
Multilaterales
RSS Minrex