Cuba resalta sus esfuerzos en el enfrentamiento a la pandemia de COVID-19 en las Naciones Unidas en Viena

Intervención de Cuba en el punto 7 de la Junta de Desarrollo Industrial de la ONUDI "Respuesta a la pandemia de COVID-19"

Señor Vicepresidente,

Cuba agradece la presentación del Informe del Director General, relativo a la respuesta de la ONUDI a la COVID-19. Se trata de un documento muy detallado, donde se explica la labor desempeñada por la Organización en el apoyo a sus Estados Miembros en el enfrentamiento a la pandemia.

Como bien se refleja en el Informe, los efectos socioeconómicos de la pandemia de COVID-19 pueden ser duraderos y graves. Por tanto, es necesario elaborar respuestas mundiales de cara a una recuperación sólida y sostenible. La ONUDI juega un rol fundamental en este aspecto.

Señor Vicepresidente,

Los esfuerzos de Cuba para hacer frente a la pandemia han sido encomiables. Cuba activó oportunamente su universal y sólido sistema de salud y contó con la abnegación, la disposición al sacrificio y la alta calificación de su personal. Asimismo, movilizó al potencial científico nacional y a su industria bio-farmacéutica de nivel mundial.

Gracias a esta rápida acción, pudimos desarrollar protocolos nacionales altamente eficaces, de atención a los contagiados y sospechosos de COVID-19, crear capacidades de hospitalización para todos los infectados; garantizar la plena sostenibilidad de los servicios de cuidados intensivos, el aislamiento institucional de los contactos de los enfermos, el acceso gratuito a  las pruebas de PCR o Antígenos; así como la puesta en marcha de laboratorios de biología molecular en todas las provincias del país.

Todo este esfuerzo de la Nación ha permitido mantener, comparativamente, una baja letalidad de la pandemia, en especial entre el personal de salud, lactantes, niños y embarazadas.

Ninguna campaña de desacreditación contra nuestro país, como la que se ha intentado orquestar en los últimos días por parte del Gobierno de los Estados Unidos, podrá negar el hecho de que siendo Cuba una pequeña isla bloqueada, hayamos podido producir 5 candidatos vacunales y aplicado 3 de estos, en estudios de intervención o intervenciones sanitarias, a 2 millones 244 mil 350 cubanos con al menos una dosis y se proponga vacunar al 70 por ciento de su población durante este verano y al total de la misma antes de concluir el año, a pesar de que el bloqueo está obstaculizando de forma severa el escalado industrial de dichas producciones.  Destaco que 2 de estas vacunas ya han probado su efectividad. La combinación de dos dosis del candidato vacunal Soberana 02 y una del Soberana Plus tiene una eficacia de 91,2 por ciento, mientras que 3 dosis de la vacuna Abdala alcanza un 92,28 por ciento de efectividad.

Este es un resultado ilustrativo del esfuerzo de la ciencia al servicio del pueblo y de la eficacia de la función pública.

Se debe resaltar también la labor de solidaridad de los médicos cubanos en el enfrentamiento a la COVID-19 a nivel mundial. Cuba envío 57 brigadas especializadas del “Contingente Internacional Henry Reeve” a 40 países o territorios, quienes se sumaron a los más de 28 mil profesionales de la salud que ya en ese momento servían a 59 naciones. Cuba también ha manifestado su posición de principios de ayudar a través de nuestras vacunas, a los países más necesitados.

Señor Vicepresidente,

Cuba está dispuesta a apoyar los esfuerzos de la Organización en el enfrentamiento a la pandemia, a través de la potenciación de la cooperación sur-sur y la triangular. Somos un país pequeño, pero con un gran espíritu de solidaridad y altruismo.

Muchas gracias.

 

(EmbaCuba Austria/Cubaminrex)

Categoría
Multilaterales
RSS Minrex