73 AGNU: Intervención de Cuba en Tema II Tercera sesión del Comité preparatorio para la Conferencia de examen del tratado sobre la no proliferación de las armas nucleares. (Temas regionales y resolución sobre Medio Oriente de 1995). NY, 6 mayo 2019.

Señor Presidente:

Cuba se adhiere a la intervención pronunciada por Indonesia a nombre del Movimiento de Países No Alineados y respalda el documento de trabajo presentado.

Cuba ha apoyado el establecimiento de Zonas Libres de Armas Nucleares en diferentes países o regiones del mundo, como parte de los esfuerzos para vigorizar la no proliferación nuclear y alcanzar el objetivo del desarme nuclear.

América Latina y el Caribe, fue la primera área densamente poblada en el mundo que se declaró como Zona Libre de Armas Nucleares, por medio del Tratado para la Prohibición de las Armas Nucleares en América Latina y el Caribe (Tratado de Tlatelolco). Estamos convencidos de que el establecimiento de Zonas Libres de Armas Nucleares reconocidas internacionalmente, fortalece la paz y la seguridad internacionales, así como el régimen de no proliferación y constituye una contribución importante para el logro del desarme nuclear.

Señor Presidente:

Cuba acoge con satisfacción la Decisión 73/546 de la Asamblea General de las Naciones Unidas, titulada "Convocación a una Conferencia para el establecimiento de una Zona Libre de Armas Nucleares y otras Armas de Destrucción en Masa en el Medio Oriente ", y pide a la Conferencia de Examen que apoye su implementación.

Alentamos a todos los países del Medio Oriente, sin excepción, a participar activamente en la Conferencia y llevar a cabo negociaciones de buena fe para concluir un tratado que establezca dicha zona.

Resulta de primordial importancia el cumplimiento de la resolución sobre el Medio Oriente aprobada en la Conferencia de Examen y Extensión de 1995 y otras decisiones sobre el tema, adoptadas en el contexto de las Conferencias de Examen del TNP, las que siguen siendo válidas hasta que se alcancen sus objetivos.

Lamentamos que aún no se haya logrado el establecimiento de una Zona Libre de Armas Nucleares y otras Armas de Destrucción en Masa en el Oriente Medio, a pesar del reclamo de la comunidad internacional y de numerosas resoluciones y decisiones adoptadas en el marco de la Asamblea General de Naciones Unidas y en el Organismo Internacional de la Energía Atómica.

La no celebración en 2012, ni en años subsiguientes, de la Conferencia para el Establecimiento en el Oriente Medio de una Zona Libre de Armas Nucleares y Otras Armas de Destrucción en Masa, ha afectado seriamente la credibilidad del Tratado. Es importante recordar que dicha Conferencia, constituyó la base sobre la que se prorrogó indefinidamente el Tratado en 1995 y parte importante e integral del Documento Final de la Conferencia de Examen del TNP de 2010.

El establecimiento de una zona libre de armas nucleares en el Medio Oriente, además de ser una contribución importante al logro del objetivo del desarme nuclear, significará un paso trascendental en el proceso de paz en la región. Israel, único país de la región que no es Estado Parte en el TNP, ni ha declarado su intención de serlo, debe renunciar a la posesión de armas nucleares, adherirse sin demoras al TNP como Estado no poseedor de armas nucleares y someter todas sus instalaciones nucleares a salvaguardias amplias del Organismo Internacional de Energía Atómica, para cumplir sin demora ni condicionamientos, los justos reclamos de la comunidad internacional.

Muchas Gracias.