72 AGNU: Intervención de la Embajadora Anayansi Rodríguez Camejo, para el Debate abierto del Consejo de Seguridad sobre la situación en Medio Oriente. Nueva York, 26 de abril de 2018.

Señor Presidente:

Apoyamos la declaración formulada por la delegación de la República Bolivariana de Venezuela en nombre del Movimiento de Países No Alineados.

Cuba expresa su grave preocupación por el peligroso deterioro de la situación del Medio Oriente, desde el último debate abierto sobre este tema.

Reiteramos la más enérgica condena a la criminal agresión del Ejército de Israel contra la población palestina en la Franja de Gaza, perpetrada el pasado 30 de marzo, que causó la muerte de decenas de personas y más de 4000 heridos.  Ese brutal y desproporcionado acto constituye una grave y flagrante violación de la Carta de las Naciones Unidas y del Derecho Internacional Humanitario, a la vez que agudiza las tensiones en la región y aleja la posibilidad de cualquier esfuerzo encaminado a reanudar las conversaciones de paz entre palestinos e israelíes.

Resulta muy lamentable que el Consejo de Seguridad, por la obstrucción reiterada de uno de sus miembros, no haya podido siquiera condenar estos trágicos acontecimientos en la Franja de Gaza; así como garantizar el respeto al Derecho Internacional y al Derecho Internacional Humanitario, incluida la protección de los palestinos, en momentos en que se requiere la acción urgente de la comunidad internacional.

Señor Presidente:

Cuba llama al Consejo de Seguridad a cumplir la responsabilidad que le otorga la Carta de la ONU en el mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales, a adoptar las decisiones necesarias y a exigir a Israel el fin inmediato de la ocupación de los territorios palestinos, de las políticas agresivas y prácticas colonizadoras, así como el cumplimiento de las resoluciones aprobadas por ese órgano sobre la situación en el Medio Oriente, incluida la cuestión Palestina, particularmente la resolución 2334 (2016).

Expresamos al gobierno y al pueblo palestino nuestra solidaridad. Reiteramos la invariable posición de apoyo a una solución amplia, justa, pacífica y duradera para la Cuestión palestina, núcleo del conflicto árabe-israelí, sobre la base de dos Estados, que permita a los palestinos ejercer el derecho a la libre determinación, disponer de un Estado independiente y soberano, con su capital en Jerusalén Oriental y en las fronteras previas a 1967 y el derecho al retorno de los refugiados. Continuaremos apoyando el ingreso de Palestina como miembro pleno de las Naciones Unidas.

Asimismo, nos sumamos al firme rechazo de la comunidad internacional a la decisión unilateral del gobierno de Estados Unidos  de declarar a Jerusalén como capital de Israel, lo que constituye una grave y flagrante violación de la Carta de las Naciones Unidas, del Derecho Internacional y de las resoluciones pertinentes de la Asamblea General y del Consejo de Seguridad. 

Esta decisión dirigida a tratar de modificar el estatuto histórico de Jerusalén, solo persigue vulnerar los intereses legítimos del pueblo palestino y de las naciones árabes.

Señor Presidente:

Cuba expresa, además, su más enérgica condena por el nuevo ataque perpetrado por los Estados Unidos y algunos de sus aliados el pasado 13 de abril contra instalaciones militares y civiles en la República Árabe Siria, utilizando como pretexto el supuesto empleo por el gobierno sirio de armas químicas contra civiles en Duma, sin que se hubiera demostrado la utilización de esas armas por parte del gobierno sirio y previo a una investigación de la Misión de Determinación de los Hechos de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ).

Esta acción unilateral, al margen del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, así como el ataque de Israel contra una base aérea siria en la provincia de Homs, el pasado 9 de abril, constituyen otra  flagrante violación de los principios del Derecho Internacional y de la Carta de esa Organización.

Cuba demanda la retirada total e incondicional de Israel del Golán sirio y de todos los territorios árabes ocupados.

Reiteramos que toda medida o acción que se haya tomado o esté por tomar con el fin de modificar la condición legal, física y demográfica, y la estructura institucional del Golán sirio ocupado, así como las medidas de Israel para ejercer su jurisdicción y administración en ese territorio, constituyen violaciones del Derecho Internacional, los acuerdos internacionales, la Carta y las resoluciones de las Naciones Unidas, incluida la resolución 497 (1981) del Consejo de Seguridad y el Cuarto Convenio de Ginebra.

Señor Presidente:

Cuba aboga por mantener un diálogo constructivo y respetuoso entre los pueblos de la región. Cese la injerencia en los asuntos internos, la agresión extranjera y el apoyo, financiamiento y suministro de armas a los grupos terroristas para promover la inestabilidad y los conflictos en el Medio Oriente. Cese la fabricación de pretextos y conceptos para intentar legitimar en este Consejo el uso unilateral de la fuerza y la agresión contra Estados soberanos. Respétese el multilateralismo, basado estrictamente en los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas y el Derecho Internacional. 

Muchas gracias