Inicio > Ginebra > Documentos

Declaración en el Consejo General de la Organización Mundial del Comercio. Ginebra, 25 de julio de 2016

Declaración de la Delegada de Cuba, Madelyn Rodríguez Lara, en el Consejo General de la Organización Mundial del Comercio. Ginebra, 25 de julio de 2016

Gracias Señor Presidente,

Agradecemos la convocatoria a esta reunión, la cual consideramos necesaria para cumplir con el principio de transparencia, mantener informados a todos los Miembros y propiciar un diálogo entre todos los actores, tanto grandes como pequeños.

También agradecemos el Informe presentado por el Director General sobre los contactos que ha celebrado, las visitas y reuniones en las que ha participado recientemente y sus consideraciones sobre el proceso negociador.

Señor Presidente, reiteramos una vez más las declaraciones previas realizadas por la delegación de Cuba en este formato y en los consejos generales celebrados durante este año. Nuestra posición en torno a las distintas cuestiones que están siendo objeto de debate, es bien conocida y no ha cambiado.

Cuba ha participado en las negociaciones que forman parte de la Ronda de Doha con el propósito de atender los claros desequilibrios heredados de la Ronda Uruguay, basada en el mandato y la dimensión del desarrollo enmarcados en la Declaración Ministerial de Doha, así como en la arquitectura concebida desde entonces, incluidas las herramientas para atender los intereses de los países en desarrollo. El párrafo 32 de la Declaración Ministerial de Nairobi es un reflejo de ello cuando indica, y cito: el desarrollo seguirá en el centro de toda labor futura y reafirmamos que se mantendrán en su integralidad las disposiciones de trato especial y diferenciado, fin de la cita.

Por tanto, para mi delegación es fundamental mantener las disposiciones de trato especial y diferenciado y flexibilidades que toman en cuenta la dimensión del desarrollo y que hemos ganado con mucho esfuerzo y tiempo de negociación a lo largo de años de negociaciones.

Señor Presidente, una vez más reiteramos nuestra decepción de que el Programa de Doha no se haya reafirmado de forma explícita en la Declaración de Nairobi, así como nuestra preocupación por la pretensión de introducir nuevos temas y nuevos enfoques que pueden tener consecuencias como limitar nuestros espacios de política y el ejercicio soberano de nuestros Estados.

Antes de valorar la aceptación de nuevos temas en la OMC, debemos culminar de manera satisfactoria la Ronda de Doha para el Desarrollo y, en cualquier caso, tener mayor claridad sobre cómo vamos a cumplimentar los mandatos pendientes en la próxima ministerial.

En las reuniones de los órganos de negociación que se han sostenido en los meses de junio y julio, hemos escuchado, con preocupación, ideas en torno a nuevos enfoques que redimensionarían la función negociadora de la Organización, y, con ello, el multilateralismo que se ha consolidado durante muchos años bajo este sistema comercial.

Cuba no favorece iniciativas que menoscaben el carácter multilateral de la OMC reconocido en los acuerdos existentes, ni propicien la desaparición de los conceptos básicos del principio del trato especial y diferenciado para los países en desarrollo y menos adelantados.No queremos retrocesos, ni en cuanto al principio de trato especial y diferenciado, ni en cuanto a la naturaleza multilateral de la Organización.

En el mismo sentido, las iniciativas plurilaterales gestadas fuera de esta Casa deben mantenerse fuera de ella, incluso a efectos informativos como es el caso de las sesiones del TISA.  

Respecto a las negociaciones agrícolas, apoyamos las prioridades que defiende el G-33, basadas en sendas decisiones ministeriales relativas al mecanismo de salvaguarda especial y la constitución de existencias públicas con fines de seguridad alimentaria. Asimismo, defendemos que la base de la negociación siga siendo el texto de modalidades Rev. 4. de 2008. Las flexibilidades acordadas para Cuba en ese contexto, es lo máximo que estamos dispuestos a otorgar.

Señor Presidente, debemos trabajar en los próximos meses en el completamiento de la Ronda de Doha poniendo en su centro la dimensión del desarrollo. Estamos listos para trabajar, como siempre, de forma constructiva y congruente con los intereses de la gran mayoría de los miembros de esta Organización.

Solicitamos que esta declaración sea incorporada en el acta de la reunión del Consejo General.  

Muchas gracias