Artículos

La absurda escalada de Estados Unidos contra Cuba

La absurda escalada de Estados Unidos contra Cuba
Al intervenir este miércoles en el Instituto Superior de Relaciones Internacionales, a propósito de la XVII edición de la Serie de Conversaciones de Cuba en la política exterior de Estados Unidos, Carlos Fernández de Cossío, director general de Estados Unidos de la Cancillería cubana, desgranó la hostilidad de la actual administración y de personajes que le rodean, contra la Isla

Autor: Granma | internet@granma.cu

12 de diciembre de 2018 21:12:58

Carlos Fernández de Cossío.
«Ha quedado claro que los pueblos cubano y estadounidense están a favor de la normalización de relaciones», afirmó Carlos Fernández de Cossío. Foto: ACN
«Cualquier observador puede constatar que los vínculos bilaterales entre Cuba y Estados Unidos marchan hacia un mayor deterioro. La orientación que oficialmente le ha querido dar el actual gobierno en Washington, se dirige en ese rumbo. Los pasos que da, los pronunciamientos que emite y los funcionarios que designa en puestos clave son todos indicadores de ese propósito», expresó Carlos Fernández de Cossío, director general de Estados Unidos de la Cancillería cubana.

Al intervenir este miércoles en el Instituto Superior de Relaciones Internacionales, a propósito de la XVII edición de la Serie de Conversaciones de Cuba en la política exterior de Estados Unidos, actividad académica de esa institución, el diplomático desgranó la hostilidad de la actual administración y de personajes que le rodean, contra la Isla.

Argumentó que ante esa escalada «lo cierto es que Cuba, con su estabilidad política, económica y social, y con su fortaleza institucional en la aplicación y el cumplimiento de la ley, representa un baluarte que contribuye a la protección y la seguridad regional incluyendo de la frontera sur de los Estados Unidos en lo que se refiere al crimen organizado, el narcotráfico, el tráfico de personas, el contrabando de distinto tipo, la actividad criminal en su conjunto y el terrorismo».

Sin embargo, ante la voluntad de la Mayor de las Antillas se detectan con creciente evidencia intenciones de fabricar o manipular acontecimientos, que en opinión del directivo del Ministerio de Relaciones Exteriores, se encaminan a «generar situaciones de crisis, algunas de ellas de peligroso largo alcance».

Uno de los más notorios, a su juicio, es el de los supuestos incidentes de salud reportados por diplomáticos de Estados Unidos en Cuba, pretexto que sin prueba alguna se usó para expulsar sin justificación a varios de nuestros diplomáticos en Washington, para reducir unilateralmente la presencia de ese personal estadounidense en La Habana, incluido el dedicado a la actividad consular, con el correspondiente perjuicio a decenas de miles de ciudadanos cubanos que dependen de esos servicios. Con el mismo ardid, hace dos días, el gobierno estadounidense anunció el cierre permanente de su Oficina de Servicios de Inmigración y Ciudadanía, la que al decir de Fernández de Cossío «en términos prácticos, llevaba más de un año cerrada».

Al respecto, afirmó que «debo enfatizar que, a pesar de las declaraciones públicas de funcionarios del gobierno estadounidense, de su uso irresponsable y calumnioso del término “ataques” y de versiones tendenciosas publicadas por la prensa, la verdad es que hasta el día de hoy, no hay siquiera evidencias ni explicaciones apegadas a la ciencia que confirmen la existencia de hechos de salud motivados por la presencia en Cuba de diplomáticos de los Estados Unidos. Con esa conclusión coincidieron las agencias especializadas de los Estados Unidos con las que hemos podido intercambiar en un clima de cooperación y confianza. Funcionarios del Departamento de Estado nos han confirmado en intercambios oficiales que no tienen evidencias de ataque alguno».

La agresividad de Estados Unidos contra Cuba pasa por la declaración reciente del asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca, John Bolton, en la cual mencionó la existencia de una «troika de la tiranía» y un «triángulo del terror» en nuestro hemisferio, responsabilizando a Cuba por los problemas de la región, específicamente de los asuntos internos de Venezuela y Nicaragua.

«Se ha llegado a usar la mentira más despiadada cuando, en complicidad con la oea, se alega que personal del Gobierno cubano practica la tortura en países hermanos. No es Cuba quien tiene un récord documentado con el ejercicio de la tortura, práctica que repudiamos de la manera más absoluta, ni es en Cuba donde altos funcionarios de gobierno aún defienden públicamente ese crimen oprobioso», recalcó el Director de Estados Unidos del Minrex.

Mientras todo eso ocurre más estadounidenses y, sobre todo, más cubanoamericanos viajan a Cuba, hay más interés y contacto real entre ambas sociedades; en su propio Congreso, autoridades regionales y varios sectores muestran sentimientos a favor de una relación constructiva.

Fernández de Cossío destacó que sobreviven vínculos como la existencia de Embajadas y canales oficiales de comunicación, «lo que no se puede subvalorar. También perdura cierta dosis de cooperación bilateral en temas de mutuo interés, pero muy por debajo de lo que es posible y de lo que es necesario», precisó.

Refirió que los temas en los que más intercambio y más resultados se han tenido en el último año son los relacionados con la cooperación en materia migratoria. Acotó, además, la cooperación en agricultura, salud, educación, medioambiente, ciencia y tecnología; sin embargo, señaló la ausencia de señales de apoyo del Gobierno de Estados Unidos, pues todas se desenvuelven muy por debajo de su potencial real.

El mismo día en que Bolton lanzaba sus amenazas, el Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba exponía la voluntad de su pueblo y gobierno en la Asamblea General de Estados Unidos: «Tenemos disposición para la convivencia pacífica, dentro de las profundas diferencias que existen con el Gobierno de los Estados Unidos, basada en el respeto mutuo, la igualdad soberana y el beneficio de ambos pueblos».

Philip Brenner, profesor de la American University, ejemplificó las oportunidades que ambas partes pueden perder con este retroceso. Se refirió a las dificultades que tendrán los cubanos para poder asistir al próximo Congreso de la Asociación de Estudios Latinoamericanos, que se celebrará en el 2019 en Boston; explicó que debido a todo esto de las 20 000 visas de inmigrantes anuales que se otorgaban a los cubanos, apenas se han dado 3 000.

Por su parte, Charlie Cook, analista de temas políticos y editor de The Cook Political Report, dijo que las relaciones entre Cuba y Estados Unidos se han desviado del camino que habían tomado. Cook confía en que se retomará la vía, aunque no sabe si será a partir de los sufragios del 2020 o los del 2024 en EE.UU.

BREVE CRONOLOGÍA DE UNA ESCALADA:

2017

- A inicios de año, la parte estadounidense informa a Cuba de supuestos ataques acústicos contra el personal de su embajada.

- A pesar de que al día de hoy no hay pruebas de dichos ataques, en septiembre se anuncia la retirada del 60 % del personal diplomático norteamericano en La Habana, mientras que el Departamento de Estado recomienda a sus ciudadanos no viajar a la Isla. En octubre, el Departamento de Estado ordena la salida de 15 diplomáticos cubanos de Washington.

2018

Declaración del Director General de EE.UU. del MINREX sobre falsas imputaciones del Departamento de Estado de los Estados Unidos.

El Director General de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores, Carlos Fernández de Cossío, rechazó el texto sobre Cuba publicado por el Secretario de Estado de los Estados Unidos en la noche del 10 de diciembre de 2018. “Con una falta de decoro que es usual en el gobierno de los Estados Unidos al referirse al tema de los derechos humanos, el Secretario de Estado Michael Pompeo ha hecho pública una carta que dice haber enviado al Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, la que no se había recibido al momento de publicarse”, señaló el Director.

Responde Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba al Secretario de Estado de EE.UU.

El Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parilla, emitió dos mensajes en la noche de este lunes, a través del usuario oficial de la Cancillería en la red social Twitter, para responder a las acusaciones formuladas por el Secretario de Estado de los EE.UU., Michael Pompeo,  contra la Isla en tema de derechos humanos.

Declaración del Director General de EE.UU. del MINREX sobre falsas imputaciones del Departamento de Estado de los Estados Unidos.

El Director General de Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores, Carlos Fernández de Cossío, rechazó el texto sobre Cuba publicado por el Secretario de Estado de los Estados Unidos en la noche del 10 de diciembre de 2018. “Con una falta de decoro que es usual en el gobierno de los Estados Unidos al referirse al tema de los derechos humanos, el Secretario de Estado Michael Pompeo ha hecho pública una carta que dice haber enviado al Ministro de Relaciones Exteriores de Cuba, Bruno Rodríguez Parrilla, la que no se había recibido al momento de publicarse”, señaló el Director.

Páginas