Artículos

¿Por qué es histórica la 75ta. sesión de la Asamblea General de Naciones Unidas?

Aunque no han faltado en esta oportunidad las intervenciones de los líderes mundiales sobre los temas más acuciantes de la agenda planetaria, las salas del recinto carecen de su habitual concurrencia

Autor: Enrique Moreno Gimeranez 

  Como ocurre tradicionalmente en el noveno mes del año, la sede de la ONU en Nueva York acoge una nueva sesión de la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU), órgano integrado en la actualidad por 193 Estados miembros.

Cuba reitera su compromiso con los principios del Derecho Internacional y del fortalecimiento del multilateralismo y el empoderamiento de la Asamblea General de la ONU

La palabra contundente de Cuba que, en la voz del Presidente Miguel Díaz-Canel Bermúdez, se escuchará este martes en Naciones Unidas, fue precedida ayer por la denuncia del canciller Bruno Rodríguez Parrilla, contra el Gobierno de Estados Unidos, al que caracterizó como un peligro para la paz mundial y la seguridad internacional. 

Fidel: "No hay otro autor intelectual del asalto al Moncada que nuestro apóstol José Martí"

 Es 21 de septiembre de 1953. A todos los condujeron esposados a la Sala de Justicia. El ruido metálico que sobresaltó al público había sido producido por las cadenas cromadas que aprisionaban más de cien muñecas. Fidel hizo un alto para tratar de hablarle al Tribunal y los guardias, en actitud de zafarrancho de combate, rastrillaron sus armas. Había 200 de ellos dentro de la Sala del Pleno –un aposento rectangular de 15 metros de largo por siete de ancho–, y muchos más afuera

Autor: Marta Rojas 

Politización y selectividad, ¿a la orden del día?

La politización y la selectividad en el tema de los derechos humanos ha servido a varias potencias occidentales para arremeter contra naciones soberanas que defienden un destino propio y que, probablemente, están entre las que más luchen por defenderlos

Autor: Milagros Pichardo  

La politización y la selectividad en el tema de los derechos humanos ha servido a varias potencias occidentales para arremeter contra naciones soberanas que defienden un destino propio y que, probablemente, están entre las que más luchen por defenderlos.

Páginas