Visita Díaz-Canel obras reanimadas en La Habana en saludo al 26 de Julio.

La preocupación por el bienestar del pueblo sigue siendo la brújula

Que la salud cubana se mantenga actualizada a tono con los estándares internacionales; que la ciencia comande el desarrollo en todos los sectores de la economía; que la enseñanza, en tiempos de tecnologías, sea cada vez más atractiva; que la historia vivida y el legado del Comandante en Jefe nos sigan escoltando.

Esas ideas, convertidas en directrices de trabajo, trascendieron este jueves durante la visita del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, a varias instituciones capitalinas de la salud, la ciencia y la educación que han sido reparadas o inauguradas en saludo al aniversario 66 del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes y a los 500 años de La Habana.

Lo valioso de elevar la categoría científica en todas las instituciones, el cuidado de no «descuidar» el vínculo con las universidades, lo pertinente, e incluso urgente, de incrementar la exportación de servicios; así como la necesidad de fortalecer la formación de valores en los estudiantes fueron otras orientaciones del Presidente durante el recorrido, en el cual afloró, como ya se hace costumbre, el apoyo de quien ha estado siempre en el centro de la gestión de Gobierno: el pueblo.

«Éxito Presidente», «lo está haciendo bien», «dele un saludo a Raúl» se les escuchaba decir a las personas que se amontonaban en la calle para saludarle. Y ahí mismo se paraba, más allá de la apretada agenda, porque el vínculo con el pueblo y la atención a sus demandas es de las mejores enseñanzas que tuvo Díaz-Canel de quienes le antecedieron.

Visita Díaz-Canel obras reanimadas en saludo al 26 de Julio

 

Por el Complejo Científico Internacional Ortopédico Frank País inició este jueves el recorrido del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, que incluyó varias instituciones capitalinas remozadas o inauguradas en saludo al 26 de Julio y a los 500 años de La Habana.

Acompañado por Roberto Morales Ojeda, miembro del Buró Político y vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros; Olga Lidia Tapia Iglesias, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido; Luis Antonio Torres Iríbar, primer secretario del Partido en La Habana; Reinaldo García Zapata, presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular en la capital; y de otros funcionarios, Díaz-Canel conoció sobre el amplio proceso de reparaciones vivido por la institución que fuera visitada en 54 oportunidades por el Comandante en Jefe.

Con la historia fue el primer encuentro. Una ofrenda floral a Frank País, a ese joven revolucionario que da nombre al Complejo abrió la jornada que contempló la visita a una de las salas de hospitalización, el área de ultrasonido, los cuartos para las guardias médica y administrativa, así como la consulta externa de Atención Internacional.  

Esta institución, a juicio de Díaz-Canel, «debe ser el motor impulsor de la ciencia y la tecnología en la especialidad de Ortopedia», la cual es preciso actualizar, en correspondencia con las técnicas más avanzadas a nivel mundial, para luego ir generalizando los resultados en los demás centros hospitalarios.

La Ortopedia, dijo, resulta decisiva de cara al escenario demográfico cubano y «este centro debe ser baluarte en ese sentido», al tiempo que insistió en la necesidad de aumentar la categoría científica de los médicos de la institución, cuya preparación y experiencia resultan muy valiosas.

De hecho, durante el primer semestre de 2019, el hospital, al decir de su director Roberto González Martín, muestra resultados significativos en asistencia médica: la lista de espera quirúrgica se redujo de 857 pacientes a 134, debido a «un incremento del total de operaciones (496 más que en igual periodo del año anterior), uso más eficiente de la cama hospitalaria y aumento de las intervenciones por mínimo acceso».

Asimismo, comentó sobre los 24 objetos de obra que han concentrado los esfuerzos constructivos durante el primer semestre y los 17 previstos específicamente con motivo del 26 de Julio.

Durante el encuentro, el mandatario intercambió con médicos y enfermeras del centro sobre el instrumental y algunos procederes médicos avanzados, al tiempo que se interesó por la gestión del hospital y el estado de las personas ingresadas.

«¿Te han atendido bien?», preguntó Díaz-Canel a una de las pacientes, luego de recorrer una de las 14 salas reparadas, de las 16 con que cuenta la institución. Y el sí casi se confunde con los buenos deseos del Presidente: «Que se mejoren».

Y si el inicio del recorrido fue una entidad de salud, el final, después de visitar otras entidades de la ciencia y la educación, fue similar.

Hasta el Hospital Ginecobstétrico Ramón González Coro llegó la comitiva encabezada por el Presidente, para conocer, de primera mano, sobre las labores de reparación y mantenimiento emprendidas en este centro de referencia para la atención a la pareja infértil, la genética médica y los servicios materno-infantil, cardiopatía y embarazo, diabetes mellitus y embarazo, entre otros.

Sobre las obras terminadas abundó el director del hospital, el doctor Rodolfo Enríquez Rodríguez, quien llamó la atención respecto a lo hecho en la torre A, que comprende salas de gestante, puerperio fisiológico y quirúrgico, piel a piel, prepartos y cardiopatía, así como farmacia, reproducción asistida y rayos X.

También enfatizó en los indicadores de salud fundamentales, el programa de recuperación del instrumental, la informatización del centro y el desarrollo investigativo.

Escaleras arriba, hasta el séptimo piso, llegó el Presidente para intercambiar con pacientes, familiares y personal de la institución. «¿Qué traes?», le preguntó Díaz-Canel a una joven colega de la prensa, muy cerca ya del momento de dar a luz.

«Es un varoncito», respondió ella. «Y se llamará Camilo».

QUE LA CIENCIA GUÍE EL DESARROLLO

El Centro de Estudios Avanzados de Cuba (CEA), inaugurado este jueves, en su primera etapa, responde a la visión estratégica del Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz de introducir la Nanociencia y las Nanotecnologías, como un componente significativo en el futuro desarrollo económico del país y al impulso del doctor Fidel Castro Díaz-Balart, en su función de asesor científico del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros.

En la ceremonia, a la que asistió el mandatario cubano, se conoció que, al decir de la doctora Angelina Díaz García, directora general del CEA, el Programa Nacional de Nanociencia y Nanotecnologías presupone convertir al centro «en una plataforma colaborativa para el país y se prevén impactos en la obtención de nuevos productos, tecnologías, materiales, algoritmos…, transferencias de tecnología, sustitución de importaciones y creación de bases para fondos exportables, así como incrementar la visibilidad de la ciencia cubana a nivel mundial.

De acuerdo con los Lineamientos, subrayó, las directrices de trabajo se orientan hacia la bionanomedicina, la agricultura, la energía, el agua, el medioambiente y la construcción.

Además, informó que el Programa Nacional ha contratado los primeros 26 proyectos que iniciaron la certificación de los principales resultados obtenidos en 2019. De ellos, acotó, 11 tributan a la salud, tres a la agricultura, tres al tema del agua y medioambiente, siete a energía, uno a construcción y uno a múltiples sectores.

Durante el acto, también fueron reconocidos compañeros y entidades que participaron en la construcción de esta entidad, catalogada como un «hito en el desarrollo científico del país».

El itinerario del Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros incluyó, de igual modo, la unidad empresarial de base Julio Trigo, perteneciente a la Empresa Laboratorios Aica, productora de medicamentos.

Esta planta, única de su tipo en el país, fabrica 26 tipos de colirios con destino al cuadro básico de medicamentos, entre los cuales figuran, antiglaucomatosos, antihistamínicos, anestésicos, antinflamatorios, antibióticos, antisépticos y anticolinérgicos, así como vitaminas, antivirales y antifúngicos.

Se conoció además que, de marzo de 2018 a la fecha, los ingresos por exportación superan los nueve millones de dólares, a lo que se suma el ahorro derivado de la producción en el país de estos medicamentos, cuya importación sería notablemente costosa.

SALVAGUARDA DE LA HISTORIA Y LOS VALORES

Atesorada entre las paredes de un museo, más allá del recuerdo nítido de quienes la vivieron, está toda la historia de la Campaña de Alfabetización, extraordinaria proeza que sacó a Cuba para siempre del analfabetismo en los umbrales de la Revolución, en 1961.   

Hasta ese pedacito de Cuba, porque el Museo Nacional de la Campaña de Alfabetización es justamente eso, llegó Miguel Díaz-Canel Bermúdez.

Su directora, Luisa Campos Gallardo, evocó a los más de 268 000 maestros que participaron, de los cuales 234 000 eran, simplemente, gente de pueblo. Recordó el llamado del Comandante en Jefe, al que respondieron 105 000 jóvenes; habló del alfabetizador de ocho años, de la maestra estadounidense, de la pizarra rescatada de Girón…

Díaz-Canel, acompañado de maestros y estudiantes de la Universidad de Ciencias Pedagógicas Enrique José Varona, ubicada, al igual que el museo, en la Ciudad Libertad, insistió en cómo hacer más atractiva la enseñanza de todas las materias, de la Matemática, de la Física, de la Historia, sobre todo «en tiempos de tecnologías».

No se puede perder el hábito de lectura, pero hay que buscar métodos novedosos de aprendizaje, puntualizó, e hizo hincapié en la necesidad de fortalecer la formación de valores en los estudiantes. «Que los muchachos se formen en la decencia, en el respeto», exhortó.

Seguidamente, Miguel Díaz-Canel visitó la escuela primaria Nicolás Estévanez Murphy, del municipio capitalino de Plaza de la Revolución, recién rehabilitada como parte de las acciones que acomete la ciudad por su medio milenio y con motivo del Día de la Rebeldía Nacional.

Con una matrícula de 468 estudiantes y 60 trabajadores, la institución docente asociada a la Unesco recibió acciones de reparación en sus redes eléctrica e hidráulica, así como en la pintura.

El Presidente se interesó por el aumento salarial, por la acogida de la medida; los trabajadores hablaron de expectativas, de satisfacción. «Felices vacaciones y buen curso» fue la despedida.

El Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de Cuba, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, visitó el Complejo Científico Internacional Ortopédico «Frank País», como parte de un recorrido por obras reanimadas en la capital, en saludo al 26 de Julio.

Díaz-Canel insistió sobre la importancia de actualizar la especialidad de ortopedia para convertir esta institución en el motor impulsor de la ciencia en esta materia.

El recorrido incluyó una de las 16 salas de hospitalización, el departamento de ultrasonido, el área de las guardias médica y administrativa, y la consulta externa de atención internacional.

Asimismo, el Presidente intercambió con médicos y enfermeras sobre las nuevas técnicas, el instrumental quirúrgico y el desempeño del hospital. Además, conversó con pacientes y acompañantes.

Acompañaron a Díaz-Canel, Roberto Morales, vicepresidente de los Consejos de Estado y de Ministros, Olga Lidia Tapia, miembro del Secretariado del Comité Central del Partido, Luis Antonio Torres Iríbar, primer secretario del Partido en La Habana, Reynaldo Garcia Zapata, presidente de la Asamblea Provincial del Poder Popular en la capital, entre otros funcionarios.

Más tarde, el mandatario cubano asistió a la inauguración del Centro de Estudios Avanzados de Cuba, donde se desarrollan la nanociencia y la nanotecnología.

El centro, resultado de la mirada visionaria de Fidel surge como soporte para la introducción de las tecnologías nano y como plataforma tecnológica colaborativa, al decir de la doctora Angelina Díaz, directora general del mismo.

Luego, el Presidente visitó la UEB Julio Trigo, perteneciente a la Empresa Laboratorios AICA, productora de medicamentos.

En la planta, única de su tipo en el país, se producen 26 tipos de colirios destinados al cuadro básico de medicamentos.

Durante su recorrido, Díaz-Canel llegó hasta el Museo Nacional de la Alfabetización.

También compartió con maestros y trabajadores de la Universidad de Ciencias Pedagógicas «Enrique José Varona», durante su visita a la Ciudad Escolar «Libertad», a quienes les insistió en hacer más atractiva la enseñanza de varias asignaturas, sobre todo en tiempos de tecnología.

No se puede perder el hábito de lectura, pero hay que ser más creativos a la hora de impartir materias como Física, Matemática, Historia, aseguró.

Díaz-Canel visitó, además, la escuela primaria Nicolás Estévanez Murphy recién reparada, y se interesó por el pago del aumento salarial, les deseó felices vacaciones a los trabajadores y un buen inicio y curso escolar 2019-2020.

El Presidente llegó hasta el Hospital Ramón González Coro, institución que tiene como misión la atención médica integral de la madre y el neonato, y que recibió un amplio programa de reparación y mantenimiento.

Fuente: Periódico Granma

 

Categoría
Eventos
RSS Minrex