Viñales podría convertirse en el primer Geoparque de Cuba

El valle de Viñales, ubicado en la provincia cubana de Pinar del Río, se ha convertido en un sitio notable para el visitante extranjero. Su atracción podría explicarse por la armoniosa mezcla del paisaje natural con la riqueza cultural de sus pobladores y la arquitectura típica de los campos de la Isla.

Quienes viajan por el mundo y han tenido la oportunidad de conocer este apacible sitio se han sorprendido con los “mogotes”, montañas de piedra caliza que se elevan cerca de unos 300 metros, o quizás han visto con curiosidad el cultivo y procesamiento del famoso tabaco, hechos al modo artesanal y con hojas genuinas.

Pero sin dudas lo mejor de visitarlo es el contacto con una forma de vida rural y simple, pero con una riqueza que sobrepasa lo material.

Ubicado en la Sierra de los Órganos, Viñales fue designado Monumento Nacional el 27 de marzo de 1979. Para garantizar el buen manejo de esta área y controlar los efectos del cambio climático y del desarrollo socioeconómico, el Consejo Nacional de Patrimonio, a través de su dependencia local en la provincia pinareña y en colaboración con otras instituciones como el Ministerio de Turismo, tiene una estrategia de prevención de riesgos asociados a la actividad humana que pueden afectar el valor, autenticidad e integridad del valle.

Dada su importancia histórica y medioambiental, el Parque Nacional Viñales será evaluado en septiembre de este año por el Consejo de la Administración Provincial de Pinar del Río para su declaración como el primer Geoparque de Cuba, según informó el Ministerio de Energía y Minas (MINEM).

A partir de la diversidad geológica del país, que cuenta con casi todos los tipos de rocas (ígneas, sedimentarias y metamórficas) desde el jurásico inferior (hace unos 200 millones de años) hasta la actualidad, se han identificado otros 467 sitios que abarcan hasta la región oriental y pueden considerarse geoparques.

Primero deben tener una designación nacional y luego pueden optar por la condición de Geoparque Mundial de la UNESCO, un proceso que comenzó en 2004 y que ya cuenta con 127 declaraciones en 35 países, además de cuatro que son transnacionales.

Viñales se reconoce a nivel internacional por las formas cársicas o mogotes, término geomorfológico que designa sus elevaciones en forma de torres con paredes casi verticales.

Allí también se encuentra el afloramiento de rocas, que registra el momento de la evolución geológica en que se extinguieron los dinosaurios debido al impacto de un meteorito entre los períodos Cretácico y Paleógeno, hace 66 millones de añosaproximadamente.

De igual modo, cuenta con varios yacimientos de fósiles como los amonites, peces y reptiles que habitaron en el Jurásico Superior, además de una gran cantidad de cuevas como la Gran Caverna de Santo Tomás, con 46 kilómetros de galerías distribuidos en siete niveles o pisos a varias alturas.

Por su ubicación en la zona occidental de Cuba, los registros geológicos de las rocas del valle y la manera en que se muestran, indican los movimientos de la Tectónica de Placas entre América del Sur y América del Norte, así como de la propia evolución del Caribe.

Una vez aprobada la designación de Viñales como Geoparque, el Centro de Investigaciones y Estudios Ambientales (ECOVIDA), con sede en la ciudad de Pinar del Río, se encargará de gestionar su área natural protegida.

TOMADO DE CUBASÍ

Etiquetas
Categoría
Eventos