Solidaridad: Es tiempo de terminar con las sanciones contra Cuba, Nicaragua y Venezuela

Londres, 13 febrero.-  Bajo el lema, “Trump se fue - es hora de  poner fin a las sanciones contra Cuba, Nicaragua y Venezuela”, sesionó hoy  un evento virtual organizado por las campañas de solidaridad en Reino Unido, con estos tres países. 

La Embajadora de Cuba en Londres,  Bárbara Elena Montalvo, subrayó que una cifra sin precedentes, 242 sanciones, de ellas 136 con efectos extraterritoriales, fueron aplicadas por la Administración Trump contra la isla. En apretado resumen, citó las más significativas y ejemplos de las afectaciones que provocan.

“Por primera vez, los daños ocasionados por el bloqueo sobrepasaron  la cifra de cinco mil millones de dólares en un año; el gobierno de Trump las recrudeció durante la pandemia: hizo caso omiso a los reclamos para que se flexibilizaran las sanciones para facilitar el enfrentamiento a la COVID 19”, denunció.  

Afirmó, además, que la decisión de del Departamento de Estado de incluir a la isla caribeña en la lista de países patrocinadores del terrorismo tiene como objetivo “difamar al gobierno cubano y dificultar cualquier intento de recomponer las relaciones bilaterales”.

En opinión de los panelistas, las  medidas coercitivas  unilaterales violan los principios del Derecho Internacional; están orientadas a provocar un cambio de régimen y afectan directamente a la población.

“Ni Estados Unidos ni  la Unión Europea tienen derecho a sancionar a ningún otro país”, afirmó la vicepresidenta del Partido de la Izquierda Europea, Maite Mola.

El representante del Partido Izquierda Unida español en el Parlamento Europeo, Manu Pineda, acotó  que se trata de un nuevo tipo de guerra sucia, en la que las medidas coercitivas “reemplazan a los tanques y los rifles, pero persiguen el mismo objetivo, atentar contra la soberanía de esos países”.

Carlos Ron, presidente del Instituto venezolano Simón Bolívar para la Paz y Solidaridad entre los Pueblos, las calificó como un “castigo colectivo”, y destacó la importancia de apoyar al pueblo venezolano en las presentes circunstancias, por razones humanitarias. La activista Coleen Littlejohn, quien desde hace 41 años trabaja en Nicaragua, dijo que estas acciones  no solo afectan a la población,  sino que crean incertidumbre para los inversionistas extranjeros.

El debate fue moderado por la miembro de la Cámara de los Lores del Parlamento británico, Christine Blower, quien hizo un llamado a continuar las campañas de solidaridad en defensa de Cuba, Nicaragua y Venezuela. Durante el debate,  reconoció la cooperación médica cubana para enfrentar la pandemia, a pesar de todas las dificultades que ocasiona el bloqueo.

 

 

 

 

Categoría
Bloqueo
Solidaridad
RSS Minrex