Se celebra en Noruega acto de recordación a los marineros caídos en la 1ra y 2da guerras mundiales.

El pasado 8 de mayo, en el Memorial a los marineros noruegos caídos en la 1ra y 2da guerras mundiales, que desde 1926 radica en el costero pueblo de Stavern, fueron develadas cuatro nuevas placas de recordación a marineros extranjeros muertos en buques noruegos durante esa última conflagración. Uno de ellos fue el cubano JOSÉ LINO ORAMAS, nacido en 1909 en la ciudad de Matanzas, quien se enroló en la Marina Mercante noruega en fecha no determinada. Trabajaba como ayudante de cocina a bordo del carguero noruego “Bonneville”. En marzo de 1943, cuando el buque navegaba integrando un convoy desde Nueva York hacia Liverpool, Inglaterra, fue torpedeado por un submarino alemán y hundido el 9 de ese mes. Lino Oramas se contó entre las más de cincuenta víctimas de aquel hundimiento. La Comisión que tiene a su cargo la preservación de este monumento nacional invitó a las representaciones diplomáticas de los 18 países que sufrieron pérdidas humanas en buques noruegos a presenciar la solemne ceremonia de recordación a todos los marineros caídos en ambas guerras y la develación de las tarjas de bronce con los nombres de cada uno de sus ciudadanos muertos en el mar.

Etiquetas
Categoría
Relaciones Bilaterales