Reproducción asistida en Cuba: Nuevas razones para la felicidad

Los Centros de Reproducción Asistida de alta complejidad de Holguín y Cienfuegos lograron, en 2019, 61 y 130 embarazos, respectivamente.El programa de Atención a la Pareja Infértil en Cuba se fundó en el año 2007. Hasta la fecha existen en el país cuatro centros de alta tecnología para la atención a la pareja infértil, ubicados en los hospitales Hermanos Ameijeiras y Ramón González Coro, de La Habana; Gustavo Aldereguía, Lima, de Cienfuegos, y el Vladimir Ilich Lenin, de Holguín, mientras se prepara la inversión de uno en Camagüey y otro en Santiago de Cuba.

Cuba es el único país de Latinoamérica que ofrece de forma totalmente gratuita dichos servicios de reproducción asistida de alta complejidad, a pesar de ser un tratamiento costoso.

En cualquier nación solo el tratamiento hormonal y los ultrasonidos oscilan entre los 17 000 y los 20 000 dólares, sin incluir después toda la atención prenatal y otros servicios, también gratuitos en nuestro país.

Granma se acerca a los dos centros de este tipo ubicados en las zonas central y oriental del país que contribuyen a la realización del sueño de varias parejas de convertirse en padres, gracias al desarrollo científico cubano.

En los centros de alta tecnología cubanos (uno en Holguín, otro en Cienfuegos y dos en La Habana) se tratan, fundamentalmente, las causas hormonales, las fallas de inseminación y el factor masculino severo.

En el Centro de Holguín, en el hospital Vladimir Lenin, son atendidos pacientes de la región oriental. El máster en Atención Integral a la Mujer, especialista de ii Grado, profesor auxiliar y diplomado en Técnicas de Reproducción Asistida, doctor Eloy Enrique Verdecia Silva, jefe del Servicio de Reproducción Asistida de dicha institución, afirma que en 2019 iniciaron 210 ciclos de reproducción asistida de fertilización in vitro. Fueron realizadas 163 aspiraciones foliculares y 168 transferencias embrionarias. Así logramos 61 embarazos, que dan una tasa de efectividad de 36,3 %, superior a la de 2018, que cerró con 31 %.

«La tasa alcanzada en 2019, cuando se atendieron por primera vez 388 parejas, es la que tenía Europa cuando ya disponía de tecnología superior a la que hoy tenemos en Cuba. Cuando se introduzcan en el país la vitrificación de embriones y gametos y la Inyección Intracitoplasmática de espermatozoides, técnicas mucho más avanzadas, seguramente lograremos los mismos resultados de las naciones donde se aplican hoy.

«Como Centro de Alta Complejidad, con la Fertilización in vitro, comenzamos en julio de 2014. Desde entonces hemos iniciado más de 600 ciclos. Durante el primer año no reportamos embarazos con esta técnica. Luego, en 2015, solo fueron siete. En el año siguiente, 16, y al cierre de 2017 logramos 45.

«El año 2018 lo cerramos con 70, cifra que no alcanzamos en 2019, porque sufrimos materialmente los impactos del bloqueo. Eso nos impidió realizar la cantidad de ciclos que consideramos necesarios, pero aun así, hemos tenido un 6 % más de positividad», comenta.

El Centro de Reproducción Asistida de alta complejidad en Cienfuegos, el cual forma parte del hospital general Gustavo Aldereguía Lima, es dirigido por la doctora Práxedes de Regla Rojas Quintana, especialista en Ginecobstetricia y profesora auxiliar, quien expresa que aquí son atendidas parejas de las provincias comprendidas entre Cienfuegos y Camagüey.

Además, se suman municipios de la vecina Matanzas: los más cercanos a la provincia, casos remitidos para ser valorados en este centro creado hace una década.

La doctora Rojas Quintana refiere que en el finalizado 2019 lograron 130 embarazos, 25 por la alta complejidad, con varios nacimientos y otros en curso.

En el centro de Cienfuegos se realiza fertilización in vitro convencional, ovodonación y se emprenden los primeros pasos para la vitrificación.

Considera la doctora Aimed María Reyes Pérez, especialista de i Grado en Ginecobstetricia, que «esta es una experiencia muy hermosa, al punto de que llegamos a formar parte de las familias de nuestros pacientes, porque lograr la confianza es fundamental para el embarazo. Este es un trabajo de mucha satisfacción, en el que a la par de la labor asistencial asistimos a un acto de humanidad».

La bióloga del Centro, la doctora Isis Santana González, explica que «aquí se conservan y procesan las muestras de recuperación espermática para el proceso de fertilización in vitro, son muestras más complejas que el espermograma. Trabajamos con gametos femeninos y masculinos, embriones, pequeños seres vivos en condiciones de máxima esterilidad, porque cualquier compuesto volátil puede dar al traste con el desarrollo de los embriones».
internet@granma.cu

Categoría
Eventos
RSS Minrex