Recuerdan en Barbados a Fidel y destacan su legado por la causa palestina.

Las organizaciones que integran el Movimiento de Solidaridad con Cuba, esta vez encabezadas por el Comité Caribe contra el Apartheid en Palestina, que preside el abogado Lalu Hanuman, conmemoraron dos fechas históricas de gran significado: el 71 Aniversario de la partición ilegal de Palestina y el segundo del paso a la inmortalidad del líder histórico de la Revolución Cubana, Dr. Fidel Castro. A los efectos de la primera fecha se exhibió un documental alegórico a la exclusión indiscriminada de los beduinos en su propia tierra, sobre cuya base se generó posteriormente un debate para estimular el intercambio de información y la movilización de la opinión pública alrededor de la causa palestina. Se invitó al Embajador cubano para que disertara sobre el legado de Fidel, con énfasis en su contribución a la liberación de África y al derecho del pueblo palestino a tener un Estado soberano e independiente.

En su comparecencia el embajador Francisco Fernández ilustró con ejemplos cómo el legado internacionalista del Comandante en Jefe es bien conocido por la presencia solidaria de la Revolución Cubana prácticamente en todos los continentes, incluido su decisivo papel jugado en las luchas por la liberación de África, desde Argelia y Etiopía en el norte, hasta Angola y Namibia en el sur. Por tanto, consideró que era pertinente al conmemorar estas dos fechas resaltar los principales momentos en que su vocación humanista y revolucionaria determinó su liderazgo indiscutible al defender la noble causa del pueblo palestino. Primero quiso resaltar como antecedente histórico que Cuba fue uno de los trece países del mundo y el único latinoamericano que en 1947 se opuso en la ONU a la partición de Palestina.

Y para poner en contexto esa postura de principios el Embajador reseñó los principales momentos en que Fidel brilló en el escenario mundial convirtiendo la causa palestina en bandera de lucha. A escasos meses del triunfo revolucionario de 1959, Raúl Castro y Che Guevara fueron enviados a El Cairo para establecer vínculos con los movimientos de liberación africanos y visitaron Gaza. En 1964 Cuba reconoció la creación de Al-Fatah, y años después colaboró también con otros dos frentes surgidos, que fueron los brazos principales de la OLP, al tiempo que favoreció una alianza con la Siria progresista que sustentó esa lucha. En 1973 Cuba rompe las relaciones con Israel, recibiendo  en Cuba a Yasser Arafat como Jefe de Estado en 1974, mientras que en 1975 se coauspició la Resolución 3379 de la AGNU reconociendo al sionismo como formas de racismo y de discriminación. En 1978 Cuba rechaza los funestos Acuerdos de Camp David y en su lugar reconoce al frente cuatripartita integrado por Argelia, Libia, Siria y la RPD de Yemen que fue de gran apoyo al pueblo palestino. En 1987 Fidel fue un fiel defensor de la Intifada y en 1996 lideró el llamado a los países de Asia, África y América Latina y el Caribe para que se unieran a ese apoyo, lo cual quedó reflejado en la declaración de la Conferencia Tricontinental convocada en La Habana. Además de condenar a lo largo de estos años todas y cada una de las agresiones genocidas israelitas, en 2011 Fidel criticó el discurso del presidente Obama en la ONU por ser inmoral y falta de ética al intentar justificar la ocupación de los territorios palestinos. En 2015 nuestro Canciller ratificó la postura de Cuba a favor del derecho inalienable del pueblo palestino a tener un Estado propio, con Jerusalén oriental como su capital, respetando las fronteras establecidas antes de la guerra de 1967. Así pudiera  resumirse otra página gloriosa del legado de Fidel. (Cubaminrex-Embacuba Barbados)

Categoría
Relaciones Bilaterales
Solidaridad