Reconoce informe regional de la UNESCO logros de Cuba en materia de Educación inclusiva.

París, 5 de noviembre. En la edición regional de América Latina y el Caribe del Informe Mundial para el Seguimiento de la Educación 2020 (Informe GEM, por sus siglas en inglés), publicada este jueves, la UNESCO reconoce los logros de Cuba para garantizar una Educación inclusiva y de calidad.

Publicado bajo el lema “Inclusión y educación: todos y todas sin excepción”, ha sido elaborado por el equipo del Informe GEM, en colaboración con la Oficina Regional de Educación para América Latina y el Caribe (OREALC/UNESCO Santiago) y el Laboratorio de Investigación e Innovación en Educación para América Latina y el Caribe -SUMMA, el reporte evalúa los progresos regionales para alcanzar una educación para todos, inclusiva, de calidad y a lo largo de toda la vida y la respuesta educativa de los países a la crisis de la Covid 19 a través de algunas de las principales iniciativas emprendidas para mejorar la inclusión, basándose en varios estudios de casos de la región.

Los resultados de Cuba en este ámbito demuestran la voluntad política del gobierno cubano de asegurar la educación como un derecho humano fundamental para todas las personas, a pesar del impacto del bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por los Estados Unidos.

En el informe destaca que en nuestro país el alumnado con discapacidad en general asiste a escuelas especiales con docentes con formación especializada y personal auxiliar multidisciplinario, y que los niños y las niñas con severas limitaciones físico-motoras son atendidos en sus hogares por maestros ambulantes y en aulas especiales en centros hospitalarios.  

Reconoce además, que se diseña un plan de transición para cada alumno o alumna que pasa de una escuela especial a una convencional, en el que se asignan tareas para las escuelas, las familias y las comunidades. En la labor de seguimiento se definen las cuestiones que siguen obstaculizando su aprendizaje.

En este sentido, se hace referencia a los esfuerzos que se realizan desde el 2017 para elaborar guías para docentes, como una herramienta para mejorar la calidad de la educación que reciben los niños, niñas y jóvenes con discapacidad que asisten a escuelas convencionales. Agrega que en 2019, más de 400 jóvenes graduados de escuelas pedagógicas se incorporaron a las aulas de escuelas especiales para apoyar al alumnado en la transición a la educación regular.

Igualmente, recoge que Cuba cuenta con 203 Centros de Diagnóstico y Orientación, en los que equipos multidisciplinarios determinan y evalúan las necesidades del alumnado con discapacidad aplicando un enfoque psicopedagógico y asesoran a las familias. Esos Centros también pueden ofrecer servicios de educación en el hogar.

El reporte pone de manifiesto que la relación entre las escuelas y las comunidades puede contribuir a cambiar las actitudes hacia las personas con discapacidad. Al respecto, cita como ejemplo la labor de la compañía de teatro infantil La Colmenita, la cual reúne a niñas, niños y adolescentes con capacidades diversas en torno al teatro y la música, demostrando el papel decisivo del arte y la comunidad para la inclusión del alumnado con discapacidad.

El informe alienta la necesaria flexibilidad de los sistemas educativos que permita reconocer la diversidad y satisfagan las necesidades distintas de las y los educandos y superar así los obstáculos en la interacción con el alumnado. En este sentido, subraya que en Cuba se dispone de un currículo único para cada nivel educativo, que se puede adaptar para los alumnos y las alumnas que lo necesiten. Las escuelas para alumnos con discapacidad intelectual tienen la opción de ofrecer un ciclo adicional, orientado a preparar para el mercado laboral a aquellos que completen el noveno grado.

Se reconoce también que el Programa de Educación de la Sexualidad con Enfoque de Género y Derechos sexuales de Cuba promueve un enfoque de género y de derechos sexuales en el plan de estudios de todos los niveles educativos, desde la educación preescolar hasta la profesional

En cuanto a la respuesta educativa a la Covid 19, el documento resalta la publicación cubana “Vamos a jugar: nuevo material cubano para enfrentar la Covid 19 mediante la recreación y el aprendizaje”, un folleto con orientaciones sobre la forma de prestar apoyo psicoemocional a niños pequeños durante el confinamiento a través de los juegos y contribuir al aprendizaje de la primera infancia durante el aislamiento debido a la pandemia.

En la Declaración de Incheon (2015) y Marco de Acción para la Educación 2030 se indica que el Informe GEM tiene por mandato ser “el mecanismo de seguimiento y presentación de informes sobre el ODS 4 y sobre la educación en los otros ODS” con la misión de “informar sobre la puesta en marcha de estrategias nacionales e internacionales orientadas a ayudar a todos los asociados pertinentes a dar cuenta acerca de sus compromisos, como parte del seguimiento y evaluación globales de los ODS”.

Esta edición regional del Informe GEM analiza en profundidad algunos ejemplos de los grandes desafíos que amenazan la inclusión en la educación y concluye que, si bien las leyes y políticas de América Latina y el Caribe demuestran la firme determinación de promover la inclusión, la realidad cotidiana de los alumnos y las alumnas sugiere que la aplicación práctica lleva retraso. Se formulan recomendaciones con el objeto de promover sistemas de educación más inclusivos en beneficio de todos los niños, niñas y jóvenes, sin distinción de origen, identidad o capacidad.

Las recomendaciones que ofrece brindan un marco sistemático que permite identificar y eliminar barreras para las poblaciones marginadas, conforme al principio de que “cada alumno es importante y todos los alumnos importan por igual”.

(Cubaminrex- Misión Permanente de Cuba ante la Unesco)

Fuente

Categoría
Multilaterales
RSS Minrex