Ratifica Canciller de Belice apoyo a Cuba revolucionaria en su 59 Aniversario.

Belice. Enero 31 de 2017. Wilfred Elrington, Canciller de Belice asistió la víspera al acto celebrado en ocasión del 59 Aniversario de la Revolución y el 165 del natalicio de José Martí. En el mismo estuvieron presentes representantes de varios sectores del gobierno y la sociedad beliceña, graduados en Cuba y cubanos residentes,

Elrington intervino por unos 20 minutos en los que recordó que Cuba ha prestado ayuda a otros pueblos a pesar de las dificultades que atraviesa por el bloqueo norteamericano que dura casi 60 años. “Cuba no mendiga”, recordó el dignatario beliceño, “Cuba comparte con sus hermanos lo que tiene y eso dice mucho de la esencia del pueblo cubano y de su entrega a los más desposeídos”.

Luego de hacer un recorrido por los grandes males que afectan al continente, en particular, el hambre, el tráfico de narcóticos y la violencia, que “Cuba no padece”, Elrington elogió el programa cubano de becas y de preparación de recursos humanos para el Caribe.

El Canciller rememoró su visita a Cuba en ocasión de los funerales por el fallecimiento del Cro. Fidel y mencionó que, además, del amplio sentimiento de amor a Fidel que los cubanos demostraron en aquellas jornadas, quedó impresionado de manera especial al encontrarse con “un pueblo sano, sin violencia ni alcohol y con una disciplina que explica el milagro de la Revolución Cubana”. El dignatario beliceño declaró que Fidel es “su héroe” y especialmente destacó  la decisión del líder de la revolución cubana de dejar establecida la voluntad de que no se le ponga su nombre a espacios públicos, ni se le erijan  bustos o esculturas, lo que demuestra su sencillez y humildad.

Finalmente, al compartir con la  Embajadora de nuestro país en Belice, Lissette Pérez, el Ministro de Relaciones Exteriores solicitó trasladar en nombre de su país al gobierno y pueblo de Cuba las felicitaciones por el 59 Aniversario de la Revolución.

Categoría
Bloqueo
Eventos
Relaciones Bilaterales
Solidaridad