Por eso apoyamos a Cuba - Declaración de la Asociación de Amistad

Recientemente hemos registrado algunos comentarios negativos sobre nuestra asociación.

Con esto, queremos aclarar nuestra posición en una serie de puntos:

-Estamos por la libertad de expresión

La libertad de expresión en Cuba está consagrada en la Constitución. No está prohibida la crítica abierta a las autoridades y al sistema político. Después de que Cuba finalmente logró evadir la prohibición de Estados Unidos de acceder a la banda ancha a través de cable óptico, el acceso a Internet se ha puesto a disposición de todos sin restricciones. Sin embargo, es importante señalar que es un delito recibir financiamiento de potencias extranjeras con la intención de socavar la seguridad y el sistema político de Cuba. Esto no es exclusivo de Cuba, sino que lo es también en la mayoría de los países del mundo.

- Estamos por la democracia

La democracia cubana es diferente a la que percibe como estándar el modelo occidental. Cuba tiene un sistema de elecciones libres en el que todos los ciudadanos cubanos tienen derecho a emitir su voto secreto y ser nominados como candidatos a representantes de sus distritos electorales locales en los consejos municipales, durante dos años y medio a la vez. El Partido Comunista no puede proponer candidatos. Los consejos municipales y las seis organizaciones sociales (movimientos populares) más importantes de Cuba postulan candidatos para la elección de la Asamblea Nacional, cada cinco años. También en esta elección, todos los ciudadanos cubanos tienen derecho a emitir su voto secreto y ser nominados como candidatos sobre la base antes mencionada. En la Asamblea Nacional, el gobierno del país es nominado y elegido. El grado de participación popular tanto en las elecciones como en los importantes procesos de toma de decisiones es mayor que en las democracias occidentales.

Entre las ventajas importantes que vemos en el modelo está que fortalece la soberanía cubana y deja menos espacio para la injerencia extranjera y la corrupción creada desde el exterior. Las grandes potencias con Estados Unidos a la vanguardia financian y guían a los partidos políticos de todo el mundo y la regla es que los gobiernos elegidos con su apoyo deben gobernar con un derecho de veto de facto reservado para Estados Unidos. No tendrán la oportunidad de hacer esto en Cuba. La participación no es solo voluntaria sino alta. La participación popular en decisiones importantes es alta y cada representante / autoridad puede ser destituido en cualquier momento si una demanda recibe suficiente apoyo.

Nos abstenemos de juzgar el modelo de democracia que ha elegido Cuba y nos abstenemos de intentar y ayudar a imponerles un sistema político diferente al que han elegido los propios cubanos.

-Estamos en contra de la violencia policial en respuesta a manifestaciones pacíficas

Las manifestaciones del 11 de julio se han caracterizado por varios factores, pero principalmente dos: a) Una economía claramente deteriorada con escasez de bienes necesarios, principalmente como resultado de la política criminal de bloqueo estadounidense y la pandemia. b) Una intensa campaña de subversión, financiada y gestionada por Washington y Miami. Entre los manifestantes había personas que protestaban por las dificultades económicas que atraviesan en la vida cotidiana, otros estaban más preocupados por exigir el fin de lo que percibían como dictadura. Lo que tenían en común era que fueron persuadidos de ponerse de pie a través de una campaña que se llevó a cabo desde sitios web y redes sociales. Mientras que algunos se comportaron pacíficamente, otros optaron por cometer actos de violencia, vandalismo, vandalismo y / o saqueos. ¡Cuesta creer que haya gente a la que se le ocurrió arrojar piedras a las ventanas de un hospital infantil!

El presidente Miguel Díaz-Canel instó a los partidarios del gobierno a tomar las calles para mostrar su apoyo. La forma en que lo hizo podría haberse interpretado como una orden de marcha hacia una confrontación violenta. Afortunadamente, la llamada se interpretó correctamente y la gente salió a las calles para apoyar a la Revolución de una manera claramente pacífica. Díaz-Canel también viajó a uno de los lugares donde se habían reunido los manifestantes y se acercó a ellos para entablar un diálogo pacífico en el lugar. Más tarde se autocriticó por la desafortunada redacción que usó cuando llamó a la gente a contramanifestarse.

Ha habido varias denuncias, denuncias de violencia policial, fotos y videos con contenido contradictorio. Se han utilizado videos e imágenes falsas, incluso en los principales periódicos como NYT y The Guardian. La foto que acompaña a esta publicación, que muestra a manifestantes apoyando al gobierno, fue utilizada por los periódicos antes mencionados y muchos otros alrededor del mundo, para representar una manifestación contra el gobierno.

Nuestra conclusión preliminar es que ninguna de las partes puede ser absuelta al 100%, pero apoyamos los llamados a un diálogo constructivo que ayude a encontrar mejores soluciones a los principales temas que se disputan, en un clima de paz y responsabilidad. Lo que está en juego es la vida, la salud y el futuro de más de 11 millones de cubanos.

Hay gente que está tratando de obligarnos a unirnos a un coro aullador hipócrita y de doble rasero contra Cuba. Intentan restar importancia e incluso apoyar directa o indirectamente un bloqueo asesino, que es el componente principal de una guerra económica, política y psicológica contra el estado insular. Hay personas que se involucran en hostigamientos agravados, hostigamientos y amenazas contra personas que apoyan al gobierno y al sistema político cubano. Políticos y algunos cubanoamericanos en Estados Unidos se han pronunciado a favor de una intervención militar contra Cuba. ¡Ahora incluso hay gente que cree que Estados Unidos debería anexar Cuba!

Tres razones importantes por las que no estamos de acuerdo en condenar a Cuba son:

1) Creemos que es peligroso e injusto.

2) La campaña de condena conduce a una justificación para un bloqueo criminal que se ha vuelto tan grave que incluso el gobierno de Bolsonaro en Brasil ha optado esta vez por no apoyar a Estados Unidos e Israel en la ONU en la materia. Sin embargo, Biden ya ha adoptado aún más sanciones contra Cuba.

3) Un efecto secundario aún más serio de la campaña es alimentar las voces para una nueva intervención militar estadounidense e incluso para una anexión estadounidense de Cuba.

Seguimos apoyando la lucha contra el bloqueo y ayudando a enviar medicamentos, equipos médicos, jeringas y materias primas para la producción de vacunas en Cuba, en colaboración con asociaciones de amistad similares en Europa. La contribución de la Asociación de Cuba en lo que va de año es del orden de 200.000 coronas danesas.

Por supuesto, no defendemos a Cuba de una sola vez, pero nos negamos a participar en la condena mundial de cada error de las autoridades cubanas. Está claro que se cometieron algunos  abusos y lo lamentamos profundamente. Es indudable que es reprobable, pero no son ni de lejos comparables a los abusos que ocurren, sobre todo en el país que controla la incitación contra Cuba. En seis años, la policía estadounidense ha matado a 6.000 personas. Tienen el mayor número de personas encarceladas del mundo, tanto en términos absolutos como relativos. Los presos son obligados a realizar trabajos esclavos en prisiones de propiedad privada por un trágico micro salario.

Tampoco se puede comparar con las atrocidades que se producen constantemente en Colombia, donde las masacres y los asesinatos políticos ocurren casi a diario. Durante las grandes manifestaciones que han tenido lugar durante varias semanas, las autoridades colombianas dispararon y mataron al menos a 50 manifestantes. Han violado, torturado, herido y mutilado. También se han producido abusos similares contra manifestantes en Chile y Francia durante varios meses. Pero no habrá protestas contra estos abusos porque estos países son aliados leales de Estados Unidos y practican una democracia con "certificación occidental".

Hemos notado que el Gobierno cubano y la Revolución Cubana cuentan con el sólido apoyo de la mayoría del pueblo cubano, a pesar de todos los problemas, deficiencias y errores. De no haber sido así, hubiera sido del todo imposible resistir 62 años contra toda la agresión del imperio más sangriento de todos los tiempos, con millones de vidas humanas en su conciencia podrida. No, tampoco habrá un coro de gritos contra Estados Unidos, porque Estados Unidos es el gran líder de una bandada de la OTAN en la que también participa Noruega. Y esto es algo que debería preocupar mucho a la mayoría de la gente.

Pero luego veamos por qué otros pecados se persigue a Cuba.

Veamos cómo era la realidad de Cuba antes del triunfo de la Revolución en 1959.

Cuba era un país:

-Donde el azúcar representó el 80% de las exportaciones. Donde los inversionistas estadounidenses controlaban, entre otras cosas, el 90% de la telefonía, el 70% de la refinación de petróleo, el 100% de la producción de níquel y el 50% del ferrocarril.

-Donde las empresas farmacéuticas estadounidenses controlaban el 70% del mercado nacional de medicamentos. Donde solo el 3% de los agricultores eran propietarios de la tierra.

-Sólo el 4% de los niños del pueblo comía carne y el 11% bebía leche. Con una tasa de mortalidad infantil de 65 por 1000 nacimientos.

-Con una esperanza de vida al nacer de 62 años. Con una cobertura estatal de servicios de salud estimada en 6%. Con un 30% de analfabetismo y solo el 55% de los niños en la escuela.

-Con un desempleo del 35%. Donde solo el 22% de las viviendas eran propiedad de sus residentes, el 72% carecía de sistemas sanitarios y el 42% de electricidad.

A partir de 1959, la Revolución cambió el país. A principios del siglo XXI, Cuba era un país:

-Con una tasa de mortalidad infantil de 4 por 1000 nacidos vivos.

-Una vida esperada de 78,4 años, siete más que el promedio mundial y tres más que el promedio latinoamericano.

-Con una tasa de desocupación del 3,1%.

-Con una participación de la escuela primaria del 98%.

-Con una escolaridad media de 11,5 grados en la población mayor de 25 años.

-Con el 13,7% de la población matriculada en educación superior, y más de un millón de cubanos con título universitario.

-Con un nivel nutricional de 3258 Kcal y 86,6 g de proteína al día.

-Con una seguridad muy alta para los habitantes que se ilustra, por ejemplo, con una tasa de homicidios de 4,3 / 100.000, la más baja de la región (en el continente americano la frecuencia es de 16,3).

-Con el índice más alto de médicos por millón de habitantes del mundo (7562/1000; EE. UU. Tiene 2550) y uno de los índices más altos de docentes por alumno del mundo (11 de cada 100 matriculados; el índice de EE. UU. Es 7).

-Con 14 enfermedades infecciosas que han sido eliminadas en el país y otras 9 con muy bajas incidencias.

-Calificado según la ONU entre los países con alto desarrollo humano.

Como dijo un cubano: “Por cada paso que damos, estamos más unidos, rompiendo los kilómetros que nos separan. Cubanos y amigos de Cuba unidos en la lucha para levantar sanciones, restricciones y acabar con el criminal bloqueo que tanto perjudica a todas las familias cubanas. A cada paso, más confiado y convencido de que esta lucha es la más cubana y digna de todas. Como mambises de nuestro tiempo, luchamos por una Cuba soberana, libre de injerencias extranjeras, para que nuestras familias puedan vivir en paz. Queremos la paz y no la guerra. Queremos bienestar y no confrontación. Nos tratamos como los hermanos que somos porque somos capaces de poner a Cuba y al pueblo cubano por encima de nuestras diferencias. Todos los que quieran unirse a nuestra lucha son bienvenidos. Aquí encontrarás armonía y amor. Unidos y solo unidos ganaremos!!!”

Y no debemos olvidar que la lucha de Cuba es también la lucha de América Latina y del mundo entero contra un orden mundial sanguinario e injusto que no solo perpetúa el mal, el saqueo, el abuso de poder, la coacción, la destrucción y el genocidio desde la época colonial, sino que lidera a toda la humanidad. a la destrucción.

La Asociación Cuba en Noruega

12.08.2021

Categoría
Bloqueo
Cooperación
Relaciones Bilaterales
Solidaridad
RSS Minrex