Patria es humanidad: así Cuba lucha contra la Covid

José Carlos Rodríguez Ruiz, Embajador de Cuba en Italia, dijo a Fanpage.it: "Cuatro vacunas cubanas están en camino, produciremos 100 millones de dosis dentro de 2021. Los compartiremos también con las naciones desarrolladas, pero no de forma gratuita". Epidemia: "Nuestros médicos se forman en todo el mundo, por eso en Cuba tenemos pocos fallecidos". Investigación: "Invertimos gran parte del presupuesto estatal en educación y salud".

ACTUALIDAD 3 DE MARZO DE 2021 10:31 de Davide Falcioni

Patria es humanidad. José Carlos Rodríguez Ruiz, embajador de Cuba en Italia, pronuncia estas tres palabras cuando le preguntamos cuál es el significado de la contribución que la isla caribeña está brindando en la lucha contra la Covid: una contribución que se concreta en decenas de miles de médicos enviados a todo el mundo y en una incesante actividad de investigación científica que ha permitido desarrollar en un tiempo récord cuatro candidatos vacunales, todos financiados exclusivamente por el Estado y que han entrado en la fase III de ensayos clínicos, la que debería conducir -en unas pocas semanas- a su aprobación definitiva y administración a la población.

En la foto: El embajador cubano José Carlos Rodríguez Ruiz y el Jefe de Estado Sergio Mattarella

Que un país pobre, sometido a un bloqueo económico y comercial por parte de los Estados Unidos desde hace 61 años, haya logrado esta hazaña parece increíble, pero quienes conocen Cuba y los valores de la Revolución saben que no hay nada extraño en ello. De hecho, desde hace décadas, médicos y enfermeros cubanos trabajan en todo el mundo contra epidemias y desastres  naturales. Además, Cuba cuenta desde hace décadas con una próspera industria biofarmacéutica pública que ha desarrollado vacunas y fármacos, muchos de los cuales se han administrado posteriormente en los países más pobres. La lucha contra la Covid es tal vez el mayor reto, junto a él - ya ganado - contra el Ébola. Nos hemos hecho contar por el Embajador José Carlos Rodríguez Ruiz los secretos de Cuba.

Cuba está desarrollando cuatro vacunas contra el coronavirus. ¿en qué fase se encuentran? ¿En cuánto tiempo esperan que se aprueben oficialmente?

Es cierto, Cuba está desarrollando cuatro candidatos vacunales contra la Covid-19: Soberana 01, Soberana 02, Abdala y Mambisa, nombres que se inspiran en nuestra historia y cultura. Los dos primeros significan "soberano", Abdala es una importante obra literaria y Mambisa es el término con el que se designaba a los combatientes cubanos durante la guerra de independencia de España. Todos están entrando en la fase III de ensayos clínicos y están dando resultados muy alentadores, que superan las expectativas; somos muy optimistas que a finales de marzo podamos publicar los resultados totales de los ensayos clínicos, como pide la Organización Mundial de la Salud. Luego la palabra pasará al organismo regulador cubano, el Cecmed.

¿Quién financió la investigación de las vacunas cubanas?

El Estado cubano. Al 100%. Somos los únicos. Todas las demás vacunas son privadas o ven una participación entre público y privado. En este momento, según la OMS, los candidatos vacunales cubanos contra la Covid -19 representan el 8% de todos los candidatos vacunales que han llegado hasta ahora a los ensayos clínicos a nivel mundial.

¿Qué capacidad de producción tienen sus plantas biofarmacéuticas? ¿Están equipados con todas las tecnologías necesarias para producir decenas de millones de dosis?

Estamos en condiciones de producir 100 millones de dosis en 2021, 25 millones de las cuales antes de finales de abril. Las primeras 130.000 dosis de Soberana 02 ya están listas y se están administrando a la población de La Habana, Cienfuegos y Santiago de Cuba como parte del ensayo clínico. Nuestro objetivo es vacunar gratuitamente al 100% de la población cubana antes del 31 de diciembre, pero es posible que podamos lograrlo mucho antes. Por supuesto, estamos equipados para continuar la producción en los próximos años y para modificar las vacunas según las variantes que inevitablemente se desarrollarán en todo el mundo.

Cuba: "Vacuna Covid sin ánimo de lucro".

en la foto: Los países en los que han intervenido las brigadas médicas cubanas Henry Reeve

Cuba tiene una larga tradición de solidaridad con los países más pobres, especialmente los del continente africano. ¿Les ofrecerán gratuitamente los tratamientos que están desarrollando?

La misión de la industria biofarmacéutica y médica en Cuba ha estado vinculada desde 1959 a los valores humanistas de la Revolución. Nuestro propósito es servir a los pueblos y, de tal forma, avanzar en la construcción de oportunidades para todos. Pondremos en marcha formas de cooperación internacional para ayudar a los países más pobres del mundo, como siempre hemos hecho.

¿Hacer revoluciones con médicos y medicamentos y no con armas, entonces?

La filosofía del pueblo cubano se inspira en un sencillo concepto expresado por nuestro héroe nacional, José Martí: Patria es Humanidad, nuestra patria es la humanidad. Todas nuestras acciones se guían por este principio, y es cierto, tenemos una larga historia de solidaridad y cooperación con muchos países africanos, pero también con América Latina y Asia. Yo mismo luché en 1987 y 1988 para ayudar al pueblo de Angola a liberarse de la dominación impuesta por Sudáfrica... Nuestros médicos están donde quieras. En marzo de 2020 teníamos 29 mil médicos y enfermeros en más de 50 países del mundo para hacer frente a la primera fase de la emergencia sanitaria. Aún hoy, después de un año, hay más de 30.000 médicos y enfermeros cubanos en 61 naciones. Puesto lo anterior, es necesario ser precisos y rigurosos: nunca hemos dicho que vayamos a ofrecer nuestras vacunas gratuitamente a todo el mundo, de manera indistinta. Lo he leído en muchos periódicos, pero no es cierto, como tampoco es cierto -de momento- que vayamos a vacunar a los turistas de forma gratuita. Lo único que puedo decir, sin embargo, es que Cuba no concebirá las vacunas y otros medicamentos como mercancías. No es aceptable ningún lucro sobre la salud humana.

¿Significa esto que si los países más ricos quieren sus vacunas tendrán que pagarlas?

Sí, por supuesto. Cuba lleva décadas proporcionando millones de dosis de vacunas a los países pobres mediante donaciones directas o adquisiciones por parte de la Organización Mundial de la Salud. Pero, ¿por qué deberíamos donar nuestras vacunas a los países más desarrollados?

¿Cuánto le ha costado a Cuba desarrollar cuatro vacunas? ¿Y cuánto invierte su país en salud, educación y bienestar?

El costo ha sido enorme, especialmente para un país pequeño como el nuestro sometido al bloqueo de Estados Unidos. En 2020, el gobierno cubano aprobó un presupuesto estatal de 70 millardos de pesos (unos 2,5 millardos de euros, NdR.), de los cuales 13 se destinaron a salud pública, es decir, el 17,4%. El 15% se destinó a la Educación y el 10,3% al Bienestar. Para hacer frente a la Covid, el Estado ha destinado mil millones de pesos adicionales, dinero que también se ha utilizado para diseñar vacunas.

Patentes de las vacunas: qué hará Cuba

Cuando se aprueben, ¿estarán dispuestos a compartir las patentes de sus vacunas con otros países del mundo?

Lo que sí es seguro, por el momento, es que estamos ofreciendo la posibilidad de realizar ensayos clínicos de nuestras vacunas en todo el mundo. Varios países europeos también nos lo están pidiendo, y este es el requisito fundamental para encaminar un discurso sobre las patentes para la producción. Usted comprenderá que antes de producir nuestro suero en Italia, por ejemplo, tenemos que estudiar su eficacia y seguridad en una muestra de la población, pero también verificar el cumplimiento de la normativa sanitaria del país.

¿Y pedirán una compensación económica a cambio?

Por supuesto, lógicamente sí. No se puede pretender que Cuba haga semejante inversión en vacunas y que los países ricos y desarrollados las utilicen gratuitamente, mientras pagan cantidades exorbitantes de dinero a las empresas farmacéuticas privadas. Nosotros sabemos diferenciar a los que necesitan nuestra ayuda gratuita de los que no... Nunca haremos un "mercado" con la salud, pero no podemos permitirnos donar vacunas a todo el mundo.

Por lo tanto, este discurso vale también para Italia....

Por supuesto. Le pondré un ejemplo: cuando en marzo de 2020 enviamos nuestras brigadas médicas Henry Reeve a la región de Piamonte y Lombardía, inmediatamente nos quedó claro que se trataba de una emergencia improvisa, que Italia era en ese momento el primer país, después de China, en el cual se estaba propagando la epidemia, y ofrecimos nuestra ayuda de forma gratuita. Este papel fue reconocido por todos los médicos italianos con los cuales hemos colaborado, que confirmaron la humanidad y la experiencia de los colegas cubanos, lo cual nos llena de orgullo. Sin embargo, hoy, un año después, no se puede pretender que tratemos a una potencia económica como trataríamos, por ejemplo, a Haití. El diseño y el desarrollo de las vacunas han tenido un gran costo para el pueblo cubano.

Las consecuencias del bloqueo estadounidense

En la foto: Para finales de 2021, Cuba pretende producir 100 millones de dosis de vacunas contra el Covid-19.

¿Cuánto pesa para Cuba el bloqueo estadounidense desde hace 61 años? ¿Qué significa concretamente en el ámbito de la salud?

El peso es enorme. Desde 1959 estamos sometidos a un bloqueo comercial y financiero por parte de los Estados Unidos, medida que se ha reforzado aún más en los años de la presidencia de Trump. Tengan en cuenta que sólo entre marzo de 2019 y abril de 2020, el bloqueo le costó a Cuba 5 millardos de dólares. Pero les voy a poner un ejemplo concreto: al principio de la pandemia Alibaba (la multinacional del comercio electrónico, NdR) donó respiradores pulmonares a todos los países de América Latina, Cuba, sin embargo, fue excluida.

¿Por qué? Alibaba es chino...

Es cierto, pero tiene un importante componente estadounidense, y eso fue suficiente para excluirnos de la donación. Por eso también nos vemos obligados a hacerlo todo nosotros mismos, incluso las vacunas. ¿Cree que pudiéramos contar con las grandes compañías farmacéuticas? ¿Las mismas que también tienen en jaque a Europa retrasando la entrega de las dosis? Eso sería un suicidio.

¿Corren el riesgo de tener problemas en el suministro de material farmacéutico a causa del bloqueo?

Sí, es un riesgo enorme y concreto. La verdad es que puede faltar cualquier cosa: un componente de un equipo médico, una tecnología o un principio activo que podríamos encontrar en los Estados Unidos pero que no puede llegar a Cuba por el bloqueo. En ese caso estaríamos obligados a dirigirnos hacia otro lugar a costos mucho más elevados pero con grandes dificultades. Un ejemplo: si quisiéramos comprar una máquina de la multinacional alemana Siemens con una parte de tecnología estadounidense, no podríamos hacerlo...

¿Exigirán el levantamiento del bloqueo a los EEUU a cambio de su contribución a la derrota de la pandemia?

Llevamos décadas pidiéndolo, sin ser escuchados. Con Trump, el bloqueo ha empeorado, y ahora esperamos que la administración Biden quiera al menos cambiar sus condiciones, como prometió en la campaña electoral.

Porque Cuba es una "superpotencia médica"

Según el Banco Mundial, Cuba es el país con el número más alto de médicos por cada mil habitantes, el doble que Italia y el triple que Estados Unidos. Sin embargo, es un país pobre. ¿Cómo es posible?

En Cuba hay aproximadamente nueve médicos por cada mil habitantes (en Italia unos 4, en los EEUU menos de 3, NdR). Lo conseguimos ofreciendo una formación médica universitaria gratuita no sólo a los cubanos, sino también a miles de estudiantes de países en desarrollo. Tenemos varios programas de prevención eficaces y hemos avanzado considerablemente en la esfera terapéutica. En cuanto a las enfermedades infecciosas, estamos logrando resultados importantes gracias a las repetidas campañas de vacunación y contamos con planes nacionales para garantizar respuestas rápidas ante calamidades y pandemias.

Desde el inicio de la pandemia, Cuba ha registrado algo más de 51.000 casos y 328 fallecidos. La tasa de letalidad de Covid es del 0,6%, cinco veces inferior con respecto a Italia (3,4%). ¿Cómo lo han logrado?

Hay muchos factores que considerar. Cuba cuenta con un sistema de Defensa Civil muy avanzado y preparado para responder con prontitud a emergencias de diversa índole, como las relacionadas con epidemias y desastres naturales. Esta del coronavirus ha sido la primera epidemia de ustedes después de la gripe española de 1918, en cambio nosotros hemos experimentado otras como la gripe porcina y una de las variantes del dengue hemorrágico. Por eso hemos desarrollado una enorme experiencia y nuestro Instituto Pedro Kourí -considerado uno de los más autorizados del mundo en el campo de las enfermedades tropicales- recopila y sistematiza constantemente material científico para el estudio de las enfermedades infecciosas. Siempre sabemos qué hacer ante las pandemias.

¿Estaban preparados para la epidemia tras los primeros casos en China?

Sabíamos qué hacer, habíamos sistematizado toda la información y no hay que olvidar que miles de nuestros médicos adquieren experiencia en el exterior, en países del tercer mundo que a menudo luchan contra las epidemias. ¿Se acuerdan del Ébola en 2014? En respuesta al llamamiento de la ONU, Cuba envió el mayor contingente de médicos, enfermeros y especialistas a África Occidental: más de 450 en total, de los cuales 165 en Sierra Leona y otros 296 en Liberia y Guinea. Sin los médicos cubanos esa epidemia no habría sido derrotada y se hubiera extendido, pero ese conocimiento también sirvió contra la Covid.

Defensa civil, experiencia médica...

Y los fármacos, de manera especial los del grupo BioCubaFarma. Entre ellos destaca Jusvizna, un inmunorregulador utilizado en la artritis reumatoide que ha demostrado ser eficaz y seguro en pacientes con la COVID-19 con tormentas de citoquinas. La administración temprana de Jusvizna ha mejorado el estado de los pacientes graves y ha evitado la progresión hacia la enfermedad crítica, ayudando a reducir el número de muertes.

¿Ustedes también han recurrido al confinamiento?

Sí, también nos vimos obligados a hacerlo, aunque nunca tuvimos que cerrar todo el país, sólo zonas circunscritas a veces tan grandes como barrios. La prioridad era aislar a los positivos y evitar su transmisión incontrolada, también cerrando las fronteras. Económicamente ha sido un golpe muy duro para una nación muy dependiente del turismo, pero no podíamos actuar de otra forma. La alternativa habría sido perder miles de vidas. Inaceptable.

Cuba cuenta con 4 vacunas en su recta final y miles de médicos en todo el mundo. ¿Es esta su contribución para derrotar la pandemia?

El sentido de nuestro esfuerzo se encierra en el concepto que he mencionado anteriormente: "Patria es humanidad". Creemos en el valor de la cooperación y la solidaridad y estamos dispuestos a poner todos nuestros recursos sobre el terreno para salir de la pandemia, en este caso médicos e investigación científica de primer nivel. Creemos que cada cual debe desarrollar su papel sin egoísmo, con la máxima responsabilidad, poniendo la salud y no la ganancia en el centro de todo y cuidando también la de los países en desarrollo. Hemos demostrado que somos capaces de brindar ayuda concreta en todo el mundo, y no debe haber duda alguna al respecto. Por otro lado, ¿quién se ocupa hoy en Europa de países como Malí, Guinea, Níger y Angola? ¿Quién lo hace, si no es Cuba? Siempre hemos tenido una gran relación con los pueblos africanos, pero nunca hemos exigido explotar sus minas, no les hemos quitado sus recursos naturales. No hemos pedido nada a cambio, y no participaremos en operaciones de mercado ni siquiera con las vacunas.

*Publicado en https://www.fanpage.it/attualita/patria-es-humanidad-cosi-cuba-combatte-il-covid-donando-vaccini-e-medici-ai-paesi-poveri/

https://www.fanpage.it/

**Traducción al español @EmbaCubaItalia

Categoría
Bloqueo
Solidaridad
RSS Minrex