«Operación Gedeón», la invasión frustrada

Cada vez salen a la luz pública más elementos de la participación de Estados Unidos en el fallido operativo contra la República Bolivariana de Venezuela.

Durante la madrugada del 3 de mayo, militares venezolanos detectaron dos lanchas en la costa norte, específicamente en la zona de Macuto, estado de La Guaira, a 20 minutos de Caracas, en las cuales se trasladaban presuntos mercenarios.

El operativo contra el desembarco –cuya materialización habría activado un gran plan de intervención militar, similar al orquestado cuando la invasión mercenaria a Cuba por Playa Girón, en 1961– dejó ocho muertos y fueron capturados 13 terroristas, entre ellos dos estadounidenses nombrados Luke Alexander Denman y Airan Berry. Según refiere Telesur, una de estas personas trabajaba anteriormente en el equipo de seguridad de Donald Trump.

«Lo sabíamos todo: qué hablaban, qué comían, qué no comían, qué tomaban, qué no tomaban, quién los financiaba», aseguró el presidente venezolano, Nicolás Maduro.

El mandatario afirmó que «el Gobierno de ee. uu. delegó en la dea la preparación de esta acción, y delegó en una empresa privada, Silvercorp, toda su planificación ope­rativa».

«La dea buscó a los capos y carteles de la Alta Guajira colombiana», aseguró el Jefe de Estado, quien también acusó de complicidad al gobierno del presidente de Colombia, Iván Duque.

Con relación a la declaración del magnate-presidente de Estados Unidos, Maduro aclaró que «Trump tiene reportes cada mañana sobre Venezuela, resulta imposible que no supiera sobre el atentado», y reveló que el Gobierno de ee. uu. estaba negociando con la empresa de mercenarios Blackwater, para invadir a Venezuela con 5 000 hombres, por un costo de entre 40 y 50 millones de dólares.
internacionales@granma.cu

Categoría
Eventos
RSS Minrex