Oftalmólogos cubanos mantienen alto reconocimiento social en Argelia

Oftalmólogos cubanos mantienen alto reconocimiento social en Argelia

Son apenas 91 cooperantes, pero la atención diaria a unos 600 pacientes de cualquier lugar de Argelia granjeó a oftalmólogos y demás personal cubano de la salud en la provincia de Djelfa una suerte de veneración popular y alto reconocimiento gubernamental.

Contratados en virtud de un convenio intergubernamental entre Cuba y Argelia, los antillanos que laboran en el Establecimiento Hospitalario Oftalmológico de Djelfa "Amistad Argelia-Cuba" (unos 300 kilómetros al sur de Argel) le devuelven o mejoran la visión -gratuitamente- a unas 900 personas cada mes.

El doctor Romérico Rodríguez González, coordinador de la Brigada Médica Cubana (BMC) en dicha institución argumentó las razones de la 'demanda extremadamente alta' que tiene el servicio que prestan 33 galenos, 42 enfermeras y 10 optometristas.

Aquí hemos tenido días de atender a más de 900 pacientes y el hospital realiza un promedio de 900 cirugías mensuales no solo residentes en esta provincia, sino de las otras 47 wilayas de Argelia, y recibe a figuras importantes de este país, incluidos embajadores extranjeros.

Según el también especialista en Medicina Interna, la de Djelfa es una de las instituciones de más alta calificación en África, y aunque en Argelia existen otras tres con similares servicios, la de aquí sobresale tanto por su equipamiento técnico como por sus profesionales.

Las edades de mayor morbilidad están entre los 60 y los 79 años, y de ellas las patologías más frecuentes son las enfermedades del cristalino, retina, conjuntivas y la catarata, esta última propia de la degeneración normal de la edad del individuo.

Explicó que estudios resultados de pesquisas científicas de los cubanos permiten asegurar que una razón fundamental de las dolencias de los ojos en esta región desértica ubicada en el centro de la nación maghrebí justo debajo de Argel, obedece a la agresividad del medio.

Factores como la disminución de la humedad relativa produce ojo seco, la agresividad de la arena del desierto, todo eso trae consigo agresiones medioambientales al ojo que producen los diferentes tipos de lesiones, abundó el galeno al reiterar que médicos, enfermeras y técnicos tienen un nivel de elevada profesionalidad.

En diálogo con otros doctores y enfermeras, Prensa Latina constató un aceitado engranaje en el proceso de consultas, diagnósticos, preparación para las intervenciones quirúrgicas y atención post-operatoria. 

El paciente llega a la institución a partir de turnos por medio de fax, de teléfono o por presencia física de la institución. 'No hemos tenido necesidad de realizar pesquisa activa porque la demanda es extremadamente alta', recalcó Rodríguez a una pregunta sobre si hacen trabajo en el terreno. 

El paciente entra en la llamada consulta C que atiende oftalmología general y los cuatro oftalmólogos generales le hacen todo el diagnóstico, tras lo cual pasa a las diferentes subespecialidades, de acuerdo con la patología que tenga, amplió el galeno, quien lleva apenas ocho meses aquí.

Una vez en ese nivel, los médicos lo ven y si amerita tratamiento quirúrgico lo remiten a la línea pre-operatoria que es donde entran los clínicos responsables de evaluar si está apto o no para operarse. 

El vicedirector técnico y coordinador de asistencia médica, doctor Raúl Socarrás, también brindó una amplia explicación del quehacer quirúrgico, con cinco salones y siete posiciones en las que se opera de retina, pediatría, glaucoma, catarata, córnea, oculoplastia y casos de urgencia.

Junto al también galeno Ariel Rodríguez, coordinador de la unidad quirúrgica, y la enfermera Ester Lidia Estrada, del bloque operatorio, Socarrás mostró el seguimiento que se hace por circuito cerrado de televisión a las intervenciones en tiempo real.

Según Socarrás, hay un plan a cumplir dentro del convenio en mayo de 142 mil prestaciones, incluidas 118 mil consultas y diagnósticos, ocho mil cirugías de mayor complejidad y 16 mil de menor, de ahí que se planifican para cada jornada entre 60 y 70 operaciones quirúrgicas.

Resaltó que también se atiende la catarata pediátrica, bien la congénita como la traumática, ocasionada básicamente por accidentes con lápices, tijeras, espadas de juguete y otras situaciones familiares.

'Ni mala praxis ni maltrato al paciente', es la máxima que Socarrás inculca a sus colegas tomando en cuenta la cantidad de solicitudes pendientes para apenas cuatro 'cataratólogos', pues hay siete mil pacientes en lista de espera y tres mil en lista quirúrgica para dentro de seis meses.

Fuentes oficiales cubanas confirmaron a Prensa Latina que en Argelia laboran alrededor de 900 colaboradores de la isla en cuatro programas, a saber el oftalmológico, atención a la madre y el niño, oncología y urología distribuidos en las provincias de Djelfa, Ouargla, Béchar y El Oued.

agp/ucl

(Tomado de Prensa Latina)


Categoría
Cooperación
Relaciones Bilaterales
RSS Minrex