Intervención del ministro Rodrigo Malmierca en el 35to. Período de Sesiones del Comité Plenario de la Cepal

INTERVENCIÓN DEL MINISTRO RODRIGO MALMIERCA EN EL 35TO PERÍODO DE SESIONES DEL COMITÉ PLENARIO DE LA CEPAL

Distinguidos representantes de los Estados Miembros de la CEPAL;

Estimados invitados: 

Quisiera comenzar mi intervención agradeciendo su presencia, aún de forma virtual, en el día de hoy, dándoles la bienvenida a este trigésimo quinto Período de Sesiones del Comité Plenario de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

El temario de trabajo que le proponemos está enfocado en tres objetivos: Primero, informar a los Estados Miembros acerca de la modalidad y los preparativos para la celebración del trigésimo octavo Período de Sesiones de la CEPAL; Segundo, acordar la elección de la Presidencia pro tempore del próximo Período de Sesiones; y Tercero, por iniciativa del Gobierno de Costa Rica, dedicar un espacio a debatir sobre el papel de la cooperación internacional y el rol de los organismos financieros internacionales en el contexto de la COVID-19 en América Latina y el Caribe.

Ha sido un verdadero honor y sano orgullo para Cuba ocupar la Presidencia pro tempore de la CEPAL desde su trigésimo séptimo Período de Sesiones, celebrado en La Habana en mayo de 2018, y acompañar los principales procesos dedicados a la implementación de la Agenda 2030 y al fortalecimiento y ampliación de la Cooperación Sur-Sur, que se han desarrollado tanto a nivel regional como internacional.

Cuba asumió la Presidencia pro tempore con el compromiso de guiar los esfuerzos en el marco de la Comisión por el Desarrollo Sostenible de la región y la preservación, ampliación y profundización de los logros y metas alcanzados, con la premisa inviolable de no dejar a nadie atrás. 

Siguiendo esa línea, una prioridad de nuestra Presidencia ha sido priorizar a los hermanos países del Caribe, pequeños estados insulares en desarrollo con marcadas vulnerabilidades, como, por solo citar un ejemplo, los efectos del cambio climático. De esa manera, acompañamos la iniciativa de la Secretaría de la CEPAL “El Caribe primero”, “Caribbean First”.

Cuba, como Presidente pro tempore, ha defendido los principios que rigen su política exterior: el compromiso con un multilateralismo renovado y fortalecido; la defensa de los principios del Derecho Internacional, consagrados en la Carta de las Naciones Unidas; el rechazo a las medidas coercitivas unilaterales que atentan contra los esfuerzos mancomunados de nuestros países en favor de la paz; la promoción de la cooperación solidaria sobre la base del respeto mutuo, la ayuda desinteresada y la complementariedad, con la firme creencia de que todos los países tienen algo que aportar a la Agenda para el Desarrollo Sostenible. 

Consideramos que el valor esencial de nuestra Presidencia ha sido impulsar, a través de un diálogo franco y abierto, los objetivos compartidos de lograr un mundo sin pobreza y con hambre cero, donde cada persona cuente con acceso a servicios de salud universales y de calidad, donde cada niño, tenga acceso a un sistema de educación que contribuya a cerrar las profundas brechas existentes que arraigan la desigualdad y fomentan una cultura del privilegio. Trabajamos por una sociedad más justa y un sistema de relaciones internacionales más equitativo.

En los últimos dos años, la Presidencia cubana ha contribuido en las negociaciones llevadas a cabo como parte del proceso de reforma del Sistema de las Naciones Unidas para el Desarrollo; acompañamos el proceso de negociación de la Segunda Conferencia de Alto Nivel de las Naciones Unidas sobre Cooperación Sur-Sur, conocido como PABA+40, celebrando un Diálogo Interactivo entre representantes de América Latina y el Caribe a fin de colegiar posiciones y trasladar la visión y perspectiva de la región sobre el tema. 

Durante el 37mo Período de Sesiones de la Comisión, nuestra Presidencia ha auspiciado intercambios y debates sobre temas claves como la discusión en torno a la clasificación de los países de acuerdo a su nivel de ingreso y su consecuente repercusión en el acceso a recursos provenientes de la financiación para el desarrollo, o sobre propuestas innovadoras como el Desarrollo en Transición. 

Hemos promovido acciones concretas, principalmente en el marco del Comité de Cooperación Sur-Sur, como la Red para la implementación de la Agenda 2030 en la región de América Latina y el Caribe, una iniciativa del Gobierno de México y que nuestra Presidencia ha impulsado en su mandato. De igual manera, bajo la Presidencia cubana, la Secretaría de la CEPAL lleva adelante un estudio sobre valorización de la Cooperación Sur-Sur en la región, cuyos primeros resultados deben estar listos este año.

Con particular énfasis hemos llevado adelante nuestras responsabilidades como Presidente del Foro de los países de América Latina y el Caribe, contribuyendo al seguimiento de la implementación de la Agenda 2030 en la región y a nivel internacional en el marco del Foro Político de Alto Nivel, en un momento clave tras la culminación del primer ciclo global de seguimiento a su implementación y tras celebrarse 5 años de la aprobación de los Objetivos de Desarrollo Sostenible. 

En toda esta gestión, ha resultado clave y determinante la voluntad y el compromiso de los gobiernos de los países de América Latina y el Caribe de participar activamente en el seno de la CEPAL y en sus órganos subsidiarios, así como el papel que han jugado las organizaciones regionales, la sociedad civil, el sector empresarial, entre otros, como actores promotores del Desarrollo en la región. 

Distinguidos invitados:

No quisiera concluir mi intervención sin trasladar dos mensajes que consideramos claves:

A la nueva Presidencia del 38vo Período de Sesiones, y a la Secretaría de la CEPAL, brindarle el compromiso y apoyo de Cuba con su gestión. En nuestro país siempre encontraran una mano amiga dispuesta a cooperar y un aliado en el enfrentamiento a los desafíos que persisten para la implementación de la Agenda 2030, especialmente en este nuevo escenario de crisis económica internacional derivada de la pandemia de la COVID-19 que nos amenaza con severos retrocesos.

Humildemente ponemos a su disposición nuestros modestos recursos y capacidades como país; especialmente nuestra experiencia y buenas prácticas en materia de Cooperación Sur-Sur y Triangular en diferentes sectores como la educación, el deporte, la cultura, el Manejo y la Reducción de Riesgos y particularmente, ante la compleja situación epidemiológica internacional, nuestros servicios de salud y la experiencia de nuestros profesionales. 

Por su parte, a la Secretaría de la CEPAL y en especial, a su Secretaria Ejecutiva, la muy querida por Cuba Sra. Alicia Bárcena, agradecerles su esfuerzo y dedicación en el acompañamiento a la región en su proceso de implementación de la Agenda 2030 sobre Desarrollo Sostenible; y reconocer el increíble trabajo que recientemente está realizando la CEPAL como fuente de información y análisis sobre las consecuencias económicas y sociales de la pandemia en América Latina y el Caribe, en el seguimiento a la evolución de la crisis y a las medidas que han tomado los 33 países de la región para el enfrentamiento a la pandemia de la COVID-19. 

Los tiempos recientes han demostrado el papel fundamental que desempeña nuestra Comisión dentro del Sistema de las Naciones Unidas para el Desarrollo, y en América Latina y el Caribe.

Sin más, le deseamos muchos éxitos en su gestión a la nueva Presidencia pro tempore, a los Estados Miembros presentes los exhortamos a una Década de Acción y Transformación por el Desarrollo Sostenible y les ratificamos nuestra creencia de que nuestras acciones pueden asegurar el éxito y cambiar el curso hacia un 2030 como el que todos queremos.

Muchas gracias

Fuente: Granma, 4/8/2020

Categoría
Bloqueo
Comunidad cubana
Cooperación
Eventos
Multilaterales
Relaciones Bilaterales
Situaciones Excepcionales
Solidaridad
RSS Minrex