"Indescriptible orgullo" para el médico cubano en Italia

Medicos cubanos

Artículo de AFP, desde Crema, Italia, reproducido por el diario catarí Gulf Times de 18 de mayo 2020. Crema, Italy.- Ni el frío del norte de Italia ni el idioma desconocido han disuadido a un joven médico cubano que durante los últimos dos meses ha estado ayudando en la lucha contra el coronavirus en Europa, a miles de kilómetros de su hogar. Roberto Arias Hernández, uno de los llamados "ejércitos de batas blancas" de Cuba enviados por su país en marzo para ayudar a Italia a combatir una epidemia en espiral de Covid-19, dijo que él y sus colegas eran "simplemente médicos". "Hoy nos toca más que nunca desempeñar nuestro papel", dijo el internista de 28 años una mañana reciente, antes de comenzar su turno en el Hospital Crema Maggiore en el corazón de Lombardía, la región más afectada por el virus. .

Arias, que se encuentra en su primera misión en el extranjero, forma parte de un grupo de otros 51 médicos y especialistas, más de la mitad de los cuales tienen experiencia en la lucha contra el ébola en África. Su misión comenzó el 22 de marzo, un día lluvioso marcado por un frío "abismal", recordó el isleño caribeño. El grupo de cubanos fue enviado a la ciudad de Crema, cuyos 34,000 habitantes sufrían un aumento vertiginoso en el número de casos de coronavirus y un número aparentemente incesante de muertes.

En Lombardía, más de 15,000 personas murieron a causa del virus, casi la mitad de las 31,610 registradas hasta ahora en todo el país, según las últimas cifras del sábado. "El miedo siempre se siente, porque vas a pelear ... en el epicentro de la pandemia en todo el mundo", confesó Arias. "Quiere hacerlo, pero también tiene miedo de no estar a la altura", dijo, y agregó que después de que las preocupaciones iniciales disminuyeron, el equipo "se desempeñó bastante bien".

Trabajar codo a codo con colegas del otro lado del mundo que se capacitaron en diferentes universidades no planteó problemas, dijo Arias. En términos de lenguaje técnico, "nos entendemos perfectamente". Además, Arias dijo que apreciaba el buen humor y la calidez de los italianos, incluso en circunstancias difíciles. "Los médicos italianos tienen una personalidad como los cubanos", dijo Arias. "Son alegres, todos te saludan, te agradecen por estar aquí. Algunos de ellos hacen bromas.

Arias, padre de un bebé de 11 meses, dijo que estaba lleno de "orgullo indescriptible" al escuchar a los italianos aplaudir desde sus balcones y ventanas a los médicos, enfermeras y trabajadores de la salud durante la cuarentena. Ha recibido cientos de mensajes y cartas de agradecimiento, muchos de niños. Algunas personas en Crema, colgaron letreros de sus ventanas que decían "Gracias Cuba", dijo.

El jefe del contingente cubano, Carlos Pérez Díaz, dijo que el equipo se quedaría el tiempo necesario para combatir el coronavirus.

 

Categoría
Situaciones Excepcionales
Solidaridad
RSS Minrex