Entregan certificación a la Academia diplomática cubana

La Habana, 20 de septiembre de 2019.- El Instituto Superior de Relaciones Internacionales Raúl Roa, -ISRI-, recibió este jueves la certificación que entrega el Ministerio cubano de Educación Superior para validar el trabajo de las mejores instituciones docentes de esa cartera en nuestro país.

El ministro José Ramón Saborido señaló que esa entrega culmina la evaluación de muchos procesos universitarios y que, por los indicadores que mide, permite hablar con seguridad de la calidad del trabajo del centro.

"Lo más importante es que esta Universidad tiene un camino que le permite en un período de tiempo relativamente corto, alcanzar la categoría de Excelencia", aseguró Saborido, quien llamó a trabajar duro en ese sentido al claustro, a los trabajadores y a los estudiantes.

En el país solo tienen la distinción de Excelencia las Universidades de La Habana, Oriente, Las Villas y la Tecnológica de La Habana José Antonio Echeverría, antigua CUJAE.

Por la excelencia

Isabel Allende, rectora del ISRI, destacó que recibir la condición de Universidad certificada evidencia el deber cumplido y la dedicó al sexagésimo aniversario de la cancillería, el Ministerio de la Revolución que bajo la guía de Fidel y Roa barrió con un pasado de lacayuna diplomacia.

Allende señaló que la certificación es un estímulo y una palanca impulsora para mejorar lo hecho y que en unos años se entregue al Instituto la condición de Excelencia.

La secretaria ejecutiva de la Junta de Acreditación Nacional, Marcia Noda, leyó el dictamen correspondiente en el que se sobresale el aporte a la planeación estratégica del trabajo de la cancillería cubana.

Información relacionada :

Intervención de la Rectora Isabel Allende Karam en el acto de entrega de la condición de Universidad Certificada al Instituto Superior de Relaciones Internacionales “Raúl  Roa  García”
19 de septiembre de 2019

Dr. José Ramón Saborido Loidi, ministro de Educación Superior

Cra. Ana Teresita González Fraga, viceministra de Relaciones Exteriores.

Dra. Marcia Noda Hernández, secretaria ejecutiva de la Junta de Acreditación Nacional

Invitados que nos acompañan, profesores, trabajadores y estudiantes del ISRI

Nos embarga una gran alegría. Recibir la condición de Universidad Certificada es la culminación de una  larga etapa de inmenso trabajo. Por ello, quisiera comenzar estas palabras con el profundo agradecimiento a todos los que participaron en este proceso: claustro, trabajadores, estudiantes, empleadores, egresados, tutores de la práctica investigativa laboral.

Un reconocimiento muy especial a nuestros evaluadores.  De ellos recibimos las enseñanzas del saber hacer, el señalamiento justo y oportuno. Con ellos, provenientes de universidades de gran complejidad, pudimos aprender a ser mejores y más exigentes.    No puedo hoy dejar de mencionar el trabajo de la Junta de Acreditación Nacional y de su Secretaria Ejecutiva. No es posible olvidar el  acompañamiento de muchos de sus miembros y asesores, en particular de las doctoras  Fátima Andinne y Alina Forrellat  que   ocupan un lugar distinguido  en nuestro equipo de trabajo  y nos siguen brindando  su invaluable asesoría y apoyo.

El otorgamiento de la categoría de Universidad Certificada evidencia el deber cumplido y quisiéramos dedicarlo  al  sexagésimo aniversario del Ministerio de Relaciones Exteriores, el ministerio de la Revolución que, bajo la guía de Fidel y la talla de Roa barrió con un pasado de lacayuna política y diplomacia oligárquica y botellera para dar paso a la  diplomacia del pueblo cubano.

Al Ministerio entraron los revolucionarios, muchos de ellos prestigiosos intelectuales cubanos que contribuyeron a la formación de una mayoría de jóvenes llenos de entusiasmo y firmeza revolucionaria pero sin la preparación adecuada para su desempeño.

Aquel Ministro inolvidable y profesor eterno que fue Raúl Roa, apercibido de la urgente necesidad de formar cuadros revolucionarios organizó rápidamente la primera Escuela del Servicio Exterior,  que dirigió personalmente.

Luego se creó  el Instituto del Servicio Exterior, después el Instituto Superior del Servicio Exterior, que formó parte del sistema nacional de la educación superior  desde su creación en 1976 y en 1981 por iniciativa de Carlos Rafael Rodríguez , se constituyó este Instituto,  que un año después se honró con la decisión de llamarlo Raúl Roa García.

No voy a hacer una larga historia, pero es preciso referirse a algo del pasado, porque si al recibir la condición de Universidad Certificada se reconoce nuestro trabajo actual,  este logro no hubiera sido posible sin  el trabajo pretérito de  los que nos antecedieron: rectores, vicerrectores, profesores que ya no están entre nosotros,  y los que hoy como Hermes Herrera y otros compañeros profesores y directivos de ahora y de antes nos acompañan.

Creo que es un momento especial para rendirles tributo a todos los que físicamente no están. Aparecen  vívidamente en mis recuerdos: la  doctora Periú, Antonio Díaz, Salvador  Vilaseca, Oscar García, Miguel d´Estéfano, Olga Miranda, José Luis Galbe Los Huertos,  Roberto González, al que los estudiantes, en algún momento llamaron  cariñosamente “Sandalio el volao”, René Álvarez Ríos,  Nelson Delgado, Felicito Gómez, Carlucho Salsamendi, Ernesto Meléndez, Rubén Muñiz, Miguel Alfonso, que bordó nuestro Plan D en materia de derecho, Elsie Plain y Néstor García Iturbe. También Silvia Miranda, que prácticamente murió en el almacén que con tanto esmero cuidó. 

Los considero una representación de lo que fue, es y debe ser un profesor de la Cuba revolucionaria y un trabajador del  ISRI como institución formadora de cuadros  de la Revolución.  A todos nuestro homenaje por su inmensa contribución.

Fueron ellos y otros muchos los que nos permitieron destacar nuestro impacto social, que no es otro que el trabajo de nuestros egresados.  El ISRI se  honra al tener entre sus egresados a  dos Héroes de la República de Cuba,  y se prestigia con la amplísima  participación de nuestros graduados en diversas tareas de la Revolución, en particular en el Ministerio de Relaciones Exteriores, donde constituyen la inmensa mayoría de sus cuadros y funcionarios.

Igualmente queremos agradecer su aportación   a los profesores jubilados o que se encuentran en otras tareas.

A nuestro claustro actual, a los trabajadores del ISRI y a nuestros queridos estudiantes deseo trasmitirles mi gratitud personal, no solo por el trabajo realizado durante los períodos de autoevaluación y evaluación, que fue loable, sino por su contribución diaria que nos permite no dejar de dar una clase, mantener la institución limpia y agradable, que nuestros estudiantes  se sientan siempre acompañados por  el Claustro y los trabajadores,   desarrollar un trabajo político militante que es sencillamente ( y parafraseo algo que oí decir al Presidente, cuando nos visitó en octubre del 2014) dar todo de sí para hacer las cosas bien.

La certificación que hoy se nos ha entregado es un estímulo incuestionable y a la vez, como se dijo al principio de este acto, pivote para continuar; es la  palanca impulsora no solo  para mantener lo hecho, sino para mejorarlo, para alcanzar nuevas metas,  para que en unos años se entregue al Instituto la condición de Excelencia. 

Tengo  la firme convicción de que así será, que este colectivo, actual y el futuro lo logrará.

Muchas gracias.  

(Cubaminrex-ISRI-RHC)

Categoría
Eventos
RSS Minrex