Día Internacional de los Derechos Humanos en Cuba: Razones para celebrar.

Como cada año, este 10 de diciembre se conmemora en todo el mundo el Día de los Derechos Humanos. Para los cubanos es además un día de celebración y de reflexión en torno al futuro. A pesar de obstáculos, de agresiones, de bloqueos y manipulaciones es una realidad innegable la brillante ejecutoria de la Mayor de las Antillas en garantizar a todos sus derechos.

Cuba ostenta un sistema político de carácter genuinamente democrático y participativo. Se ha continuado promoviendo los ámbitos de participación para que el pueblo ejerza las libertades individuales y derechos políticos, de modo ininterrumpido.

La más reciente experiencia de los derechos democráticos y realmente participativos del pueblo cubano fue el proceso de consulta popular del Proyecto de Constitución de la República. Cada ciudadano cubano, dentro y fuera del territorio nacional, pudo expresar sus criterios y sugerir cambios al documento. Se celebraron 133 mil 681 reuniones, con una asistencia de 8 millones 945 mil 521 personas. Se realizaron un millón 706 mil 872 intervenciones, de ellas 783 mil 174 propuestas.

Es una verdad irrefutable la capacidad real de los habitantes de la isla de decidir su propio destino. Al contar con iniciativa legislativa, algunas organizaciones de la sociedad civil cubana promueven leyes a favor de los derechos humanos de parte o de toda la población, que son evaluadas y discutidas para su aprobación por la Asamblea Nacional del Poder Popular.

Pero no sólo en el ámbito político la nación caribeña ha dignificado los derechos de sus ciudadanos. El sistema de salud en Cuba es de cobertura universal y asistencia gratuita. Se garantiza la atención médica integral al 100% de la población. Es el país mejor dotado en el número de médicos por habitantes, según la Organización Mundial de la Salud. Los niños y niñas cubanos son vacunados contra 13 enfermedades, uno de los programas de inmunización con cobertura más alta del mundo. En 2015, Cuba fue el primer país del mundo en recibir la certificación de la Organización Mundial de la Salud por haber eliminado la transmisión de madre a hijo del VIH y la Sífilis.

La atención al adulto mayor incluye el Examen Periódico de Salud en el consultorio del médico de la familia; los Círculos de Abuelos; las Casas del Abuelo, la Atención Domiciliaria; las Escuelas de Cuidadores; los Comedores de Atención a la Familia y las Cátedras Universitarias del Adulto Mayor. Cuba implementa el Plan de Acción Nacional para la Atención a Personas con Discapacidad, encaminado a la promoción, coordinación y ejecución de políticas, programas y servicios que permitan elevar su calidad de vida, equiparación de oportunidades, integración y participación activa.

En materia educativa, se garantiza la cobertura universal y gratuita en todos los niveles de enseñanza. Según el Informe de Seguimiento de la Educación para Todos en el Mundo 2015 (EPT), elaborado por la UNESCO, Cuba es el único país de América Latina y el Caribe que logró cumplir la totalidad de los objetivos globales de la Educación para Todos en el período 2000–2015. En Cuba se fomentan y promueven las artes y las ciencias en todas sus manifestaciones y existe una amplia red de instituciones culturales. Existen más de 2 mil 500 promotores culturales profesionales que se desempeñan en Consejos Populares y asentamientos poblacionales. Cuba cuenta con 360 proyectos socioculturales.

Nuestro país exhibe una baja tasa de inseguridad ciudadana. La violencia entre las personas se combate en todas sus formas y se acometen esfuerzos sostenidos para fomentar en la población una cultura que erradique los comportamientos violentos.

De igual modo, se continúan realizando loables esfuerzos para contrarrestar vestigios de discriminación racial o por motivos de orientación sexual. Uno de los espacios de mayor impacto nacional e internacional han sido las diez Jornadas Cubanas contra la Homofobia y la Transfobia.

En el ámbito laboral, se fortalece el principio de igualdad y no discriminación y se reafirma el compromiso con la libertad sindical y los derechos a la sindicación y a la negociación colectiva. Las mujeres disfrutan de plenos derechos de trabajo y seguridad social y perciben salario igual por trabajo de igual valor.

Pero Cuba no sólo ha luchado por los derechos de su pueblo, porque ha sabido interpretar sabiamente la enseñanza insuperable del Comandante en Jefe Fidel Castro cuando convocó a luchar por los Derechos de la Humanidad, más allá de los Derechos Humanos. Nuestro país es uno de los Estados miembros de la ONU con mayor número de ratificaciones de instrumentos de derechos humanos, ha ratificado 44 de los 61 instrumentos internacionales en esta materia.

A través de proyectos de cooperación internacional y ayuda solidaria, se han atendido en consultas más de mil 500 millones de pacientes; más de 6 millones 500 mil vidas salvadas; más de 2 millones 900 mil partos realizados; y más de 10 millones de intervenciones quirúrgicas practicadas. Nuestros colaboradores de la salud son más que médicos. Los especialistas cubanos han salvado o mejorado la visión de 2 millones 780 mil 467 personas de varios países, bajo el Programa “Operación Milagro”, en cuyo marco se han realizado cirugías oftalmológicas gratuitas a 3,4 millones de personas de 34 países.

El programa “Yo, sí puedo”, premio Rey Sejong de la UNESCO, ha permitido graduar a 9 millones 530 mil 248 personas en más de 30 países y a 1 millón 346 mil 082 en la post-alfabetización. Hasta el curso escolar 2015–2016 se habían graduado en Cuba 73 mil 548 estudiantes extranjeros. El 87,3% de los graduados provinieron de países de América Latina, el Caribe y África Subsahariana.

La reseña pudiera resultar extensa. No han sido pocos los resultados alcanzados por un proceso revolucionario genuino y profundamente humanista. Pero estas verdades son silenciadas con frecuencia por los grandes medios de comunicación que responden a intereses corporativos. No se trata de autoexaltarnos, pero si de hacer justicia a la verdad.

El pueblo cubano seguirá reivindicando y defendiendo la Revolución que hizo posible el disfrute de los derechos civiles, culturales, económicos, políticos y sociales de cada persona en el país. No todo está logrado y ese es el esfuerzo colectivo que reclaman estos tiempos de grandes amenazas: preservar lo logrado y continuar avanzando, para lograr una Patria más digna y humana, más internacionalista, próspera y sostenible. Ese es nuestro credo: nuestro Socialismo.

Categoría
Bloqueo
Multilaterales