Declaración de la Embajadora de Cuba en el Seminario Virtual "Medidas Coercitivas Unilaterales en el Contexto de la Pandemia COVID-19"

El mundo se enfrenta a un escenario internacional de gran complejidad, donde el multilateralismo y la cooperación internacional, únicos instrumentos para promover objetivos comunes y encontrar soluciones a nuestros problemas colectivos, se ven socavados por el comportamiento agresivo y unilateral de algunos países.

Cuba rechaza la imposición de medidas coercitivas unilaterales contra cualquier país, que son incompatibles con el Derecho Internacional, dañan a los pueblos y contravienen los fundamentos del sistema multilateral.

Las medidas coercitivas unilaterales amenazan directamente la soberanía y la independencia política de los Estados y frustran sus esfuerzos por el desarrollo y el pleno disfrute de los derechos humanos por parte de sus pueblos. Su objetivo es causar dificultades económicas y políticas en los Estados contra los que se dirigen.

Las medidas coercitivas unilaterales no solo afectan a los países que son víctimas de estas sanciones, sino que sus efectos también se reflejan en los Organizaciones Internacionales. Como resultado de estas medidas, los países víctimas encuentran múltiples obstáculos para cumplir sus compromisos financieros con estas entidades. Por tanto, indirectamente, las medidas coercitivas unilaterales también socavan los objetivos y la misión de las Organizaciones Internacionales.

La pandemia de COVID-19 ha representado un desafío colosal para todos los países, con múltiples y devastadoras consecuencias no solo para la salud, sino también para la economía, el comercio y nuestras sociedades en general. En este contexto, en el que la comunidad internacional concentra sus esfuerzos para enfrentar la pandemia, algunos países también han tenido que seguir enfrentando el grave costo de la aplicación continua y creciente de medidas coercitivas unilaterales, que agravan el impacto negativo de los efectos de la pandemia.

En el caso de Cuba, durante más de 60 años hemos sido víctimas del más severo y prolongado sistema de medidas coercitivas unilaterales que jamás se haya aplicado contra ningún país. En medio de la compleja situación internacional derivada de la COVID-19, el gobierno de Estados Unidos, en lugar de reducir sus sanciones contra nuestro país, ha decidido intensificarlas de manera cruel, demostrando su falta de apego a cualquier principio de solidaridad y cooperación y la ausencia del instinto más básico de humanidad.

En el contexto de la COVID-19, el gobierno de Estados Unidos ha impuesto 32 nuevas medidas contra Cuba. Durante estos últimos meses, el bloqueo ha impedido que nuestro país acceda a equipos médicos, insumos y tecnología médica de origen estadounidense o incluso tecnología o equipos de terceros Estados. Las navieras que transportan combustible a Cuba han sido sancionadas con el fin de detener el suministro de combustible al país. Se han cerrado las licencias de funcionamiento de empresas estadounidenses como Western Union, para frenar el envío de remesas a nuestros ciudadanos. Todas estas medidas, que son solo algunos ejemplos, tienen como objetivo estrangular la economía del país y empobrecer las condiciones de vida de nuestro pueblo.

La aplicación de medidas coercitivas unilaterales es una grave violación de la Carta de las Naciones Unidas y atenta contra la implementación de la Agenda 2030 y sus Objetivos de Desarrollo Sostenible. A pesar de los múltiples llamamientos del Secretario General de la ONU, la Relatora Especial para los Derechos Humanos y la comunidad internacional, para levantar estas sanciones en el difícil escenario actual, los países que imponen estas medidas han decidido ignorar dichos reclamos. Esto no es aceptable.

En este Seminario que se realiza en la Oficina de las Naciones Unidas en Viena, debemos realizar una fuerte denuncia a los países que imponen sanciones homicidas contra nuestros pueblos.

Es tiempo de solidaridad y cooperación, la continuidad de la humanidad lo está pidiendo. Aquellos que no se unan a este llamado están conspirando contra la supervivencia de la propia raza humana.

 

Muchas gracias.

 

(EmbaCuba Austria)

Categoría
Bloqueo
Multilaterales
RSS Minrex