Declaración de la ACURE contra la decisión del Gobierno de los Estados Unidos de incorporar a Cuba a la lista de Estados que supuestamente patrocinan el terrorismo internacional.

En el año 2015, el gobierno de los Estados Unidos retiró a Cuba de la lista de países supuestamente "patrocinadores del terrorismo", decisión justa que eliminaba una de las trabas más grandes para la normalización de las relaciones bilaterales. En ese momento, la inclusión de Cuba en esa espuria lista, hubiera constituido un obstáculo insalvable para el avance de las relaciones pues para Washington hubiera sido imposible “vincularse” a un país con supuestos nexos con el terrorismo internacional, de hecho, una gran falacia.

 

Donald Trump desde su misma llegada a la Casa Blanca, se propuso echar por tierra todos los avances logrados y comenzó con un asedio brutal contra la Isla, superando la agresiva retórica y el accionar de anteriores administraciones norteamericanas. Trump echó por tierra todo lo que ambas naciones habían logrado a favor de un acercamiento, en su afán de obtener el favor de la mafia anticubana de La Florida.

 

En su declarado afán por acabar con la Revolución Cubana y dañar a su pueblo, pocos días antes de su partida de Washington, Trump ha tomado la nefasta decisión de incorporar nuevamente a Cuba en la mencionada lista de países que, a juicio del Gobierno de los Estados Unidos, apoyan el terrorismo internacional.

 

Para el Presidente estadounidense, en su odio contra todo y contra todos, no le resultan suficientes todas las sanciones que durante estos cuatro años de gobierno y especialmente en este duro 2020 de pandemia y dificultades económicas en todo el mundo, ha impuesto a Cuba. Trump ha hecho caso omiso a los llamados de Naciones Unidas y de diferentes organismos internacionales a cooperar, a luchar por la paz y ha decidido seguir castigando a Cuba hasta sus últimos momentos como Presidente de Estados Unidos.

 

Por todo lo anterior es que la Asociación de Cubanos Residentes en el Ecuador (ACURE), rechazamos, una vez más, la agresividad y el carácter inhumano de la política de los Estados Unidos hacia Cuba y sus sucios manejos para tratar de justificar el criminal bloqueo económico, comercial y financiero contra la Isla.

 

El gobierno y pueblo cubanos no son enemigos del pueblo estadounidense. Esto ha quedado demostrado en numerosas ocasiones.

 

Los miembros de la ACURE, como parte de la nación cubana  instamos a que el nuevo gobierno norteamericano revise esa  descabellada medida que trae perjuicios tanto a cubanos como a norteamericanos y que lo único que busca es tratar de secuestrar e inmovilizar la política de los Estados Unidos hacia Cuba.

 

Basta de calumnias y agresiones.

Queremos vivir en paz.

Queremos seguir salvando a nuestra gente.

Tenemos el derecho a crear y soñar para Cuba un socialismo, próspero y sostenible, como ha aprobado la inmensa mayoría del pueblo cubano.

Categoría
Comunidad cubana
Solidaridad
RSS Minrex