Decálogo para entender la acrecentada ferocidad del bloqueo contra Cuba

A precios corrientes, los daños acumulados durante casi seis décadas ascienden a 144 413,4 millones de dólares, lo que significa, tomando en cuenta la depreciación del dólar frente al valor del oro en el mercado internacional, que el bloqueo ha provocado perjuicios cuantificables por más de un billón 098 008 millones de dólares

Autor: Yisell Rodríguez Milán 

Nuestra economía destruida y nuestra gente dividida. El Gobierno estadounidense, fiel a ese objetivo, extremó lo afilado de sus garras en 2019 y 2020 para intentar que Cuba quedara exhausta y cercada.
Sin importarle los problemas que trajo aparejados la COVID-19, el régimen de la Casa Blanca arreció sus ataques… y limitó, obstaculizó, amenazó, persiguió o sancionó a cuantos aspiraron a concretar negocios con la Isla, e incluso intimidó y cuestionó a quienes osaron pensar en los médicos de la Henry Reeve como solución para sus pueblos en medio de una pandemia que puso en crisis los sistemas nacionales de Salud de medio mundo. Pero Cuba es mucha Cuba.

Este 22 de octubre de 2020, el Ministerio de Relaciones Exteriores presentó, en conferencia de prensa virtual, el Informe sobre los daños del bloqueo a Cuba en el periodo comprendido entre abril de 2019 y marzo de 2020.  
En esa etapa, el bloqueo causó pérdidas en el orden de los 5 570,3 millones de dólares, lo que  representa un incremento de alrededor de 1 226 millones de dólares con respecto al periodo anterior.
Como si no les bastara el daño sostenido por casi 60 años, el monto total de las afectaciones ocasionadas por esta política en un año rebasó la barrera de los 5 000 millones de dólares. 
A precios corrientes, los daños acumulados durante casi seis décadas ascienden a 144 413,4 millones de dólares, lo que significa, tomando en cuenta la depreciación del dólar frente al valor del oro en el mercado internacional, que el bloqueo ha provocado perjuicios cuantificables por más de un billón 098 008 millones de dólares.
Granma pone a disposición de su comunidad de lectores un decálogo para entender, en este último año, la ferocidad de esta política.  

1.  Entienda que el objetivo de la política de bloqueo es destruir la Revolución… a cualquier costo
Entre abril de 2019 y marzo de 2020, los departamentos del Tesoro y del Comercio de EE. UU., introdujeron cambios regulatorios al amparo del bloqueo.
Con un alto efecto intimidatorio para las contrapartes, la Oficina para el Control de Activos Extranjeros (OFAC) impuso 12 penalidades a entidades estadounidenses y de terceros países, por violar las Regulaciones para el Control de Activos Cubanos. El monto de estas penalidades superó los 2 403 985 125 dólares.
Se ensañaron, especialmente, con el sector petrolífero, como parte del cual fueron sancionadas 34 embarcaciones de PDVSA, y otras tantas compañías extranjeras. El sector bancario fue también altamente perjudicado con repercusiones en compañías de Alemania, Austria e Italia, cuyas penalidades ascendieron a 1 300 millones de dólares.  
En 2019, el Departamento de Estado actualizó la Lista de Entidades Cubanas Restringidas, mediante la inclusión de 12 nuevas, con lo cual se llegó a un total de 223.
Ese mismo año, en junio, anunciaron cambios regulatorios en la política hacia Cuba, fundamentalmente dirigidos al sector de los viajes, e incluyeron la eliminación de los viajes «pueblo a pueblo» y la aplicación de una política de denegación de licencias para los viajes de transporte de pasajeros (cruceros), las embarcaciones recreativas y las aeronaves privadas.
También se dispuso que los viajeros estadounidenses que lleguen a Cuba, bajo cualquiera de las 12 categorías autorizadas, no puedan realizar transacciones financieras directas con empresas incluidas en la Lista de Entidades Cubanas Restringidas.
Durante 2019 también se aprobó una política general de denegación de licencias para el arrendamiento de aeronaves a aerolíneas estatales cubanas; se impidió la reexportación a Cuba de artículos extranjeros que contengan más de un 10 % de componentes estadounidenses; y se ordenó la revisión de la Excepción de Licencia «Apoyo al Pueblo Cubano» para que no se puedan realizar determinadas donaciones al Gobierno de Cuba y el Partido Comunista de Cuba.
Igualmente, se eliminó la autorización para la exportación de artículos promocionales y se emitieron nuevas restricciones a la exportación de bienes relacionados con las telecomunicaciones.

2.  Denuncie la ilegal extraterritorialidad del bloqueo
Este sistema de sanciones representa una amenaza, tanto para los intereses y derechos soberanos de Cuba como para los de terceros países. Abundan los ejemplos sobre su aplicación, empezando por el  Grupo Air France KLM que, en abril de 2019, comunicó su decisión de suspender el acuerdo con Cubana de Aviación.
Entre otros ejemplos, Petrobras Uruguay se negó a establecer vínculos con Cubana de Aviación por las amenazas del bloqueo; a Viajes Falabella, socio de Havanatur, se le impusieron limitaciones para comercializar directa o indirectamente los hoteles cubanos; y la Asociación Internacional del Transporte Aéreo suspendió el servicio BSP para oficinas nuestras en México, Italia y Francia, debido a presiones.
La naviera Cosco, con sede en un país asiático, suspendió todos los envíos hacia Cuba, afectando fuertemente a Medicuba,  y en noviembre de 2019 la compañía Trivago, empresa de tecnología especializada en productos y servicios en hotelería y alojamientos, con sede en Alemania, eliminó a todas las instalaciones hoteleras cubanas de sus plataformas de búsqueda en internet.

3.   Nunca piense que una medida, como la activación de los títulos III y IV de la Ley Helms-Burton, 
puede beneficiar de alguna forma a los cubanos   
Desde 1996, la Helms-Burton fortaleció el alcance extraterritorial del bloqueo, afectando a empresas de terceros países que han realizado o realizan negocios con Cuba.   
Su Título III permite a antiguos dueños de propiedades nacionalizadas en Cuba, la posibilidad de demandar, ante los tribunales de EE. UU., a los que de alguna forma tuvieran contactos con dichas propiedades, algo que había sido suspendido desde el mismo año 1996, consistentemente cada seis meses, por todos los presidentes de EE. UU. Pero, por primera vez en 23 años, el 2 de mayo de 2019 se iniciaron procesos legales al amparo de esta Ley y hasta el 31 de marzo de 2020, se habían presentado un total de 25 demandas, de las cuales tres fueron retiradas y 22 se mantienen en curso.

4.   Si los derechos del pueblo cubano son pisoteados de alguna forma, es por el gobierno 
estadounidense
En la Salud, desde abril de 2019 hasta marzo de 2020, esta política causó pérdidas en el orden de los 
160 260 880 dólares. Los daños acumulados durante casi seis décadas de su aplicación alcanzan la cifra de 
3 074 033 738 dólares en el sector de la Salud.
Esta política niega el acceso a tecnologías médicas de procedencia estadounidense o con más de un 10 % de componentes provenientes de ese país.
Medicuba S.A. contactó a las siete compañías proveedoras y, además, a otras 50 empresas. Las respuestas esquivas o el silencio generaron un considerable desabastecimiento de fármacos e importantes gastos adicionales.
Se vieron afectados, especialmente, los suministros para tratar los síntomas de la enfermedad de Parkinson, diferentes tipos de cáncer, así como la progesterona, utilizada en el Programa de Reproducción Asistida para evitar el parto prematuro o la amenaza de aborto, y el Acetato de Abiraterona para el tratamiento del cáncer de próstata resistente a la castración.
A Cuba se le niega la adquisición de prótesis auditivas con tecnología de punta, incluyendo las baterías y las piezas de repuesto, dado que poseen algún componente estadounidense.

5.   No crea todo lo que dicen sobre flexibilizaciones en el sector de la alimentación
En el periodo analizado, en el sector de la alimentación se contabilizan daños por un valor aproximado de 428 894 637 dólares. Muchas de esas afectaciones se habrían evitado si las empresas cubanas pudieran acceder al mercado de EE. UU.  
La empresa importadora de alimentos, Alimport, registró afectaciones significativas debido a los elevados precios del pollo congelado en mercados distantes, en comparación con el de EE. UU., al cual le fue imposible acceder en el periodo.
Los precios de este producto en los mercados a los que la entidad cubana tuvo acceso oscilan entre los 350 y los 600 dólares por encima del precio de la tonelada métrica en el mercado estadounidense.
Las dificultades en el suministro de combustible a Cuba provocaron interrupciones en los ciclos productivos de varias entidades del sector agroalimentario, así como en los cultivos.
En la fábrica Los Portales, situada en la provincia de Pinar del Río, se paralizó la producción durante 77 días, pues sus almacenes se encontraban llenos de productos terminados, pero no contaban con el combustible para transportarlos, lo que ocasionó una afectación de al menos dos millones de cajas de refresco y agua dejados de producir y comercializar, lo que equivale a una pérdida de 10 900 000 dólares.
En los meses de noviembre y diciembre de 2019, debido a la no disponibilidad de combustible, se dejaron de producir 30 130 toneladas de arroz y más de 195 000 toneladas de viandas. También se dejaron de recoger más de dos millones de litros de leche y 481 toneladas de carne.

6.   Acepte que los cubanos en el exterior también pueden ser impactados por la política de EE. UU. hacia su Patria
Para los cubanos residentes en el exterior, las regulaciones del bloqueo también constituyen obstáculos cotidianos. Se les impide abrir cuentas bancarias, utilizar determinadas tarjetas de crédito o realizar transacciones con normalidad, solo por poseer la nacionalidad cubana.
Con respecto a los vuelos, tema que afectó con dureza a las familias cubanas, se anunció la suspensión de todos los vuelos de aerolíneas estadounidenses desde EE. UU. a Cuba, con excepción de los dirigidos al Aeropuerto Internacional José Martí de La Habana.
La medida entró en vigor el 10 de diciembre de 2019, y el 10 de enero de 2020 también suspendieron todos los vuelos chárteres entre EE. UU. y Cuba, excepto los dirigidos al Aeropuerto Internacional de La Habana, hacia el cual se impuso un límite al número de vuelos chárter.
Otra limitación que afectó a las familias cubanas, dentro y fuera de la Isla, fue la imposición de un límite de hasta mil dólares por trimestre a las remesas familiares, eliminar las remesas de donación (no familiares) y suspender las transferencias relacionadas con Cuba que tengan su origen y destino fuera de EE. UU.  
El 25 de octubre de 2019, la compañía Western Union Canada hizo pública la decisión de limitar los montos de las remesas que pueden enviarse a Cuba, en virtud de las medidas restrictivas anunciadas por el Gobierno de EE. UU.  
En febrero de 2020, entraría en vigor la nueva normativa de la compañía estadounidense Western Union, que elimina la posibilidad de enviar remesas a Cuba desde terceros países.

7.   Distinga a la intimidación y la persecución contra quienes comercian con Cuba, como elemento que caracteriza la posición de la administración estadounidense hacia la isla
El monto total de las afectaciones ocasionadas por el bloqueo al sector externo de la economía cubana en este periodo asciende a 3 013 951 129 dólares.
El efecto disuasivo e intimidatorio de la política de bloqueo sobre empresarios y entidades de EE. UU. y de terceros países, acentuado a partir de la activación del Título III de la Ley Helms-Burton, ha provocado la cancelación de operaciones comerciales, acciones de cooperación y proyectos de inversión extranjera que se encontraban en diferentes niveles de desarrollo.
 También ha repercutido negativamente en las instituciones bancario-financieras, que se rehúsan a trabajar con entidades cubanas por temor a ser objeto de sanciones.
Las mayores afectaciones se aprecian en los ingresos dejados de percibir por exportaciones de bienes y servicios, con un valor de 2 475 700 000 dólares.
El turismo continúa siendo el sector más afectado en este aspecto, al acumular el 72,6 % del total. Esto equivale a 1 798 millones de dólares, lo que representa un aumento de 260 millones con respecto a la etapa anterior.
Dada la imposibilidad de realizar exportaciones hacia EE. UU. como resultado de las restricciones del bloqueo, se reportan afectaciones en el sector agrícola cubano que alcanzan los 184 millones de dólares.
De esta cifra, el 84,3 % se atribuye a las posibles exportaciones de la empresa 
Habanos S.A., mientras que el resto, unos 26,5 millones de dólares, se corresponden con exportaciones potenciales de carbón vegetal de marabú, piña, miel, café y productos frescos destinados principalmente a los cruceros.
Entre abril de 2019 y marzo de 2020, la prohibición de utilizar el dólar ha provocado afectaciones al comercio exterior cubano por un valor de 92 883 153 dólares, mientras que el incremento del costo de financiamiento/riesgo país se cuantifica en 25 841 716 dólares.

8.   Identifique los sectores esenciales para la sociedad cubana, como los principales blancos de agresión
Los servicios de educación gratuita e inclusiva, a los cuales el Estado cubano destinó el 23,7 % del gasto social presupuestado para el año 2020, se ven afectados por carencias e insuficiencias que limitan el proceso de enseñanza y aprendizaje. Entre abril de 2019 y marzo de 2020, las afectaciones a este sector se estiman en 21 226 000 dólares.
El déficit de combustible laceró gravemente este sector, al punto de impactar en 52 instituciones y conllevar a un reajuste de los planes y programas de estudio, así como de los horarios docentes.  
En el deporte, la empresa Cubadeportes ha visto disminuida su capacidad de importar implementos deportivos de marcas estadounidenses, muchos de ellos de uso obligatorio, según lo estipulado en los reglamentos oficiales de las federaciones internacionales. Las afectaciones en el ámbito deportivo se calculan en aproximadamente 9 995 000 dólares.
Por otra parte, en el sector de la cultura las afectaciones están en el orden de los 22 150 000 dólares.
EE. UU. bloquea la circulación del arte cubano por el mundo, persiguiendo y censurando su acción, así como extendiendo su estrategia de aislamiento a las grandes corporaciones internacionales de la información y los circuitos de distribución del arte.
Entre las afectaciones se encuentran las trabas en la comercialización del cine, debido a la imposibilidad de exhibir obras cinematográficas cubanas en EE. UU.  También en este tiempo ha sido más feroz la campaña de odio contra el sector cultural. 
En el sector de las comunicaciones y la informática, incluidas las telecomunicaciones, se estiman en 64 274 000 042 dólares las pérdidas.
Al dificultar y encarecer la conectividad en el país, condicionar el acceso a las plataformas y tecnologías, y utilizar el ciberespacio para intentar subvertir el sistema político y jurídico cubano, esta política afecta negativamente el desarrollo de las comunicaciones en Cuba.
Etecsa sigue siendo la entidad con mayores afectaciones, registrando aproximadamente el 97 % del monto total de ese impacto.  

9.   Desconfíe: la pandemia de la COVID-19 no ha provocado una «suavización» del bloqueo
El impacto negativo del bloqueo se agrava y resulta más cruel en el contexto actual de enfrentamiento a la 
COVID-19. En marzo de 2020, debido a las restricciones estadounidenses, no pudo arribar a la Isla un donativo de ventiladores pulmonares mecánicos, kits de diagnóstico, mascarillas y otros insumos médicos enviados por la compañía china Alibaba.   
Las compañías suizas IMT Medical AG y Acutronic medical systems ag, recientemente adquiridas por una empresa con sede en EE. UU., alegaron las sanciones del bloqueo para negarse a entregar a Cuba ventiladores pulmonares mecánicos de alta tecnología.   
En abril de 2020, se conoció que los bancos suizos UBS, Banque Cler y Banco Cantonal de Basilea se negaron a transferir donaciones realizadas por las organizaciones de solidaridad helvéticas MediCuba-Suiza y Asociación Suiza-Cuba, porque el nombre de la Isla aparecía mencionado en el registro de las transacciones.
Las afectaciones causadas a acuerdos bilaterales firmados por Cuba con varios países de la región de las Américas, han perjudicado gravemente la atención médica a 67 millones de personas.

10. Agradezca el apoyo de todas las voces que se alzan contra el bloqueo a Cuba
Han sido numerosas las solicitudes trasladadas al Presidente de EE. UU. para que, en uso de sus facultades ejecutivas, levante el bloqueo.   
También, luego de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarase a la COVID-19 como una pandemia global, numerosos actores del sistema internacional se han pronunciado contra el bloqueo y/o las medidas coercitivas unilaterales de manera general.
En el periodo analizado se registraron, además, 256 acciones de las organizaciones de solidaridad con Cuba en 87 países.  

Categoría
Bloqueo
Comunidad cubana
Cooperación
Eventos
Multilaterales
Relaciones Bilaterales
Situaciones Excepcionales
Solidaridad
RSS Minrex