#CubaSalva: Práctica humanista de la Revolución

#CubaSalva: Práctica humanista de la Revolución

En medio del acecho del nuevo coronavirus, la decisión de nuestro gobierno ha sido mantener la colaboración médica, y en aquellas naciones donde existen internacionalistas cubanos, convertirlos en bastión de avanzada para enfrentar la pandemia y contribuir a los planes de medidas dictados por sus gobiernos

La Habana, 23 de marzo de 2020.- #CubaSalva se ha convertido por estos días en una etiqueta muy difundida en las redes sociales y es utilizada incluso en el argot popular, más allá de la internet, para referirnos a la postura de nuestra Isla en medio de la compleja situación que vive el mundo ante la explosión de la pandemia de la Covid-19.

No es eso fruto de la casualidad, sino de la más palpable de las verdades, pues más de 400 000 hijos de esta tierra han llevado al mundo un mensaje de esperanza, por medio de la noble tarea de salvar vidas. Durante 56 años, 164 naciones pueden dar testimonio de lo que ha sido una proeza de solidaridad, si se tiene en cuenta que se trata de una Isla que lucha constantemente contra la asfixia económica de un bloqueo arbitrario y genocida.

En medio del acecho del nuevo coronavirus, la decisión de nuestro gobierno ha sido mantener esa colaboración médica, y en aquellas naciones donde existen internacionalistas cubanos, convertirlos en bastión de avanzada para enfrentar la pandemia y contribuir a los planes de medidas dictados por sus gobiernos.

Si a alguien aun le quedan dudas, aquí están los datos de nuestra respuesta positiva ante el pedido de ayuda de otros países.

Venezuela

Desde el pasado 16 de marzo llegó a ese país un pequeño grupo de especialistas cubanos, con el fin de brindar asesoría para un efectivo control de la enfermedad en la nación bolivariana. Este fin de semana, 136 integrantes de la Brigada Médica de nuestro país pisaron suelo en esa hermana nación para reforzar la atención primaria en las comunidades, como espacio primordial en el enfrentamiento a la Covid-19.

Nicaragua

Como ya había anunciado la vicepresidenta de esa nación, Rosario Murillo, Cuba dio su disposición de colaborar con la hermana República de Nicaragua en medio de esta compleja situación que azota al mundo. En cumplimiento a la palabra empeñada, cinco profesionales de la Isla llegaron hasta allí el pasado 18 de marzo.

Surinam

En diciembre de 2019, en medio de las conmemoraciones por los 40 años de relaciones entre ambas naciones, los gobiernos de Cuba y Surinam mantuvieron su firme voluntad de colaboración. Bajo ese precepto, el día 20 de marzo, 51 integrantes de la brigada Henry Reeve llegaron a ese país, con el objetivo de combatir el nuevo coronavirus.

Granada

Enalteciendo todos los valores de la mujer cubana, y su valentía ante las dificultades, cinco licenciadas en Enfermería, especialistas en Terapia Intensiva, del contingente Henry Reeve, partieron hacia Granada el pasado día 20, a hacerle frente a la pandemia que ha enlutado miles de hogares en todo el mundo.

Jamaica

Unos 140 integrantes de la brigada Henry Reeve partieron el 21 de marzo hacia Jamaica, con el objetivo de combatir al nuevo coronavirus y a la Covid-19, la enfermedad que provoca. Hermosas y conmovedoras fueron las muestras de cariño y admiración de ese pueblo a los recién llegados.

Italia

Aunque se asegura que Europa se ha convertido en la región del planeta más afectada por la Covid-19, la situación de Italia es sin duda alguna la más caótica y desesperante. Lombardía, foco de la infección, registra elevados números de muertes cada día, ante la realidad de un sistema de salud colapsado y un personal exhausto. Hasta allí, por primera vez en la historia, arribó el sábado 22 una brigada de 52 médicos y enfermeros pertenecientes también al contingente Henry Reeve, en un acto de humanismo incomparable.

Actualmente, de los 59 países donde, antes de la explosión del nuevo coronavirus ya existía colaboración cubana en el sector de la salud, más de 30 han confirmado la presencia del mismo. Sin embargo, allí continúan los nuestros, con dos armas esenciales, sus probadas capacidades profesionales y su elevado sentido del deber.

Varias son las naciones que reclaman el apoyo cubano, y otras, que sesgadas por la inestabilidad política, el neoliberalismo en su estado más puro y el odio a nuestro sistema social, han rechazado la ayuda. Pero, que conste, nuestra política como país ante esta situación, quedó bien clara desde la nota oficial que informó al pueblo la decisión de ayudar al ms Braemar: «Son tiempos de solidaridad, de entender la salud como un derecho humano, de reforzar la cooperación internacional para hacer frente a nuestros desafíos comunes, valores que son inherentes a la práctica humanista de la Revolución y de nuestro pueblo».

(Cubaminrex-Granma)

 

 

Categoría
Cooperación
Solidaridad
RSS Minrex