Comunicado de la Coordinadora de cubanos residentes en Francia.

La Coordinadora de cubanos residentes en Francia celebra la loable iniciativa de proponer otorgar el Premio Nobel de la Paz a los profesionales cubanos de la salud que integran el Contingente Internacional de Médicos Especializados en Situaciones de Desastres y Graves Epidemias que lleva el nombre de Henry Reeve.

Esta brigada cubana, formada por más de 1000 médicos y personal de la salud en general, fue fundada en el año 2005 con el objetivo de prestar ayuda solidaria al pueblo de los Estados Unidos de América, luego de la catastrófica situación causada por el paso del huracán Katrina, ayuda finalmente rechazada por la Casa Blanca durante el mandato de Georges W. Busch.

El nombre de Henry Reeve, rinde homenaje a la memoria del joven estadounidense quien dejó Brooklyn para unirse a la causa emancipadora cubana en su lucha contra la metrópoli española durante la Guerra de los diez años. Enarbolado hoy por los profesionales de la salud cubana, su nombre representa la continuidad de la labor humanitaria de la Revolución cubana.

Las asociaciones de cubanos residentes en Francia consideramos que el prestigio y  reconocimiento ganados por su obrar noble durante sus 36 misiones emergentes en más 20 países, su lucha altruista contra el ébola en Africa Occidental y su respuesta global ante la pandemia del coronavirus SARS-CoV-2, son suficientes méritos para avalar la candidatura de estos heraldos blancos de la vida, amantes de la paz y de la esperanza que honrarían al comité noruego si su decisión final fuere la de otorgarles el conocido lauro.

 

                                                                                               París, 2 de junio de 2020.

Categoría
Comunidad cubana
Solidaridad
RSS Minrex