COMUNICADO DE LA ASOCIACIÓN MARTIANA DE CUBANOS RESIDENTES EN GUATEMALA

Nuevamente los Estados Unidos de América fabrican un pretexto para atacar a una nación soberana. Ahora unilateralmente han retirado el 60% del personal de su Embajada en Cuba y expulsado a 15 funcionarios de la Embajada de Cuba en EE.UU., por decisión unilateral e injustificada. La medida viene acompañada de otro “show mediático”, acusando a Cuba de no proveer seguridad a sus diplomáticos y por ende incumplir con las obligaciones internacionales estipuladas en la Convención de Viena, donde Cuba tiene un expediente impecable.

Después de meses de misterio, aún no se ha podido identificar por parte del gobierno norteamericana, el origen de unos supuestos daños “ultrasónicos” contra diplomáticos estadounidenses y sus familias que han ocasionado afectaciones a su salud. Cuba permitió que agentes del FBI pudieran investigar los hechos in situ, pero tampoco han sacado conclusiones más allá de la hipótesis del “ataque sónico” que pareciera traído de un cuento de ficción.

Dado que muchos de los primeros casos reportados, según medios de prensa internacionales, involucran a trabajadores de inteligencia enviados a la Embajada de Estados Unidos en nuestro país, pareciera revelar un mundo turbio del espionaje y el contraespionaje.

La historia de los Estados Unidos contra Cuba no ha dejado de ser la misma. La reapertura de las respectivas Embajadas fue un paso positivo para normalizar las relaciones entre ambos países 54 años después de que se cerraran las legaciones, el 3 de enero de 1961. Fue el resultado más tangible del deshielo iniciado a finales de 2014 por el ex presidente de Estados Unidos Barack Obama y nuestro presidente Raúl Castro Ruz. El cambio de mandatario en la Casa Blanca con la llegada de Donald Trump, dejó claro que descompondría buena parte del camino ya avanzado y han dejado este acercamiento en “vía muerta”.

La historia demuestra que Estados Unidos jamás dejará de insistir en el atropello, violaciones y ataque de toda índole contra nuestro pueblo, seguirá siendo el imperialismo yanqui hoy mañana y siempre, buscando ataques de toda magnitud para desacreditar nuestros valores y principios. Pareciera no haber entendido que Cuba y su pueblo jamás han necesitado de ellos para vivir. Seguiremos ondeando con gran orgullo nuestra bandera Patria y gritándoles al mundo que pese a estas ilegítimas y agresivas acciones, jamás seremos doblegados ante ninguna amenaza y desde lo más profundo de nuestros corazones, seguiremos el legado del líder histórico de la Revolución cubano, quien nos supo inculcar nuestros bríos de soberanía e independencia. Continuaremos gritando a los 4 vientos: ¡COMANDANTE EN JEFE ORDENE! ¡Hasta la Victoria Siempre!

Guatemala 3 de octubre de 2017

Eduardo Gallo Acosta

Presidente de la Asociación Martiana de cubanos residentes en Guatemala

Etiquetas
Categoría
Comunidad cubana