¿Cómo es la cosa con los doctores cubanos?

¿Cómo es la cosa con los doctores cubanos?

 

Desde hace un tiempo el régimen de Trump está llevando a cabo una intensa campaña en contra de la asistencia a la salud cubana. Sostienen que los médicos cubanos son víctimas de trata de esclavos. La campaña cuenta con la buena ayuda de ciertas organizaciones y medios de comunicación en Suecia. Debido a esto han surgido preguntas, así que respondámoslas. ¿Qué pasa con los médicos y cuáles son las condiciones?

La mayoría (40 de 66) países no pagan nada a Cuba. Pero sería absurdo, por ejemplo, que el extremadamente rico Qatar no le pagase a la pobre Cuba.

Países ricos como Qatar, Sudáfrica, Angola y otros pagan. Pobres como Haití, Bolivia y una serie de estados africanos no pagan.

Los acuerdos son diferentes para cada país. A menudo es un contrato tripartito entre Cuba, el país solicitante y OPS (Organización panamericana de la Salud de la OMS). En situaciones de crisis, como ahora con la pandemia del virus Corona, ni siquiera se discute el pago, sino que Cuba envía una brigada tan pronto como sea posible. Esto es confirmado por entrevistas con los responsables en Italia y, se afirma, por ejemplo,  en el New York Times del 27-04-2020.

Uno se puede preguntar ¿cómo es que EE. UU (y por ejemplo Civil Rights Defenders en Suecia) muestran tanta pasión por las condiciones de trabajo en el extranjero de los médicos cubanos? Trump no es conocido por preocuparse de las condiciones de los empleados. Entonces tendría todo su tiempo ocupado en EE. UU. De ninguna manera los médicos cubanos son los que peores están en el mundo. Solicitan viajar, firman un contrato y ganan más en el extranjero que en casa. ¡No obstante por qué esta grotesca indignación! ¿Y qué pasa con el trabajo infantil en EE. UU? ¿Y los niños en el Congo que son obligados a cavar minerales para las empresas multinacionales?  ¿Y las maquiladoras en Centroamérica? No, son los médicos cubanos los que están en el foco, sin que se cuestione el motivo del descrédito.

Si un sueco es enviado por ABB/SKF u otra empresa al extranjero, no recibirá todo lo que el extranjero paga a la empresa. Tampoco un empleado de una empresa consultora percibe todo el monto que la empresa paga a la consultora. La diferencia con los médicos cubanos que en los primeros casos mencionados el excedente va a los accionistas privados.

¿Qué se aplica entonces a los médicos cubanos cuando trabajan en el extranjero?

Perciben su salario normal completo depositado en una cuenta en Cuba que pueden extraer cuando regresan a casa. Eso significa que muchos se cambian de casa y una parte se compran un auto cuando regresan.

Durante su servicio en el extranjero, tienen comida, vivienda, transporte y dieta, así como un bono en moneda dura. A menudo el bono es del 25-30 por ciento de lo que el país anfitrión paga. Pero el bono también es válido incluso si los médicos trabajan en países que no pagan nada.

 El 70-75 por ciento “excedente” va en parte al personal que trabaja en los países que no pagan y en parte para mantener la atención médica cubana gratuita.

Que el capital humano en el que Cuba ha invertido desde el Triunfo de la Revolución en 1959 gracias a una fantástica priorización de la educación le da al país ingresos, no es algo sorprendente. Por el contrario. Pero EE. UU y sus adeptos quieren también bloquear esta fuente de ingreso, al igual que bloquean tantas otras. Con el fin de “inducir hambre y desesperación” como dice en documentos estadounidenses. Es decir que el asesino bloqueo estadounidense ilustraría amor humano y condenaría a las brigadas médicas. ¡Qué hipocresía y qué mundo al revés!

Mientras Cuba envía médicos a salvar vidas, EE. UU envía sus mercenarios para destruir vidas.

Además, EE. UU lleva a cabo una campaña activa para “fuga de cerebros”. No solo trata de inducir a médicos cubanos a desertar. En EE. UU (y otros países ricos) privan a muchos países pobres de los pocos educados que tienen y les quitan los recursos que tanto necesitan. Lo primero se cuestiona, lo último es considerado natural.

 En vez de calumnias, Cuba se merece admiración y gratitud. Los cubanos han salvado cientos de miles de vida, han brindado atención médica a personas pobres que en muchos casos nunca habían visto a un médico.

¿Quién debe ser elogiado y quién debe ser criticado?

sociación sueco-cubana

 

 

 

Categoría
Solidaridad
RSS Minrex