Carta Abierta a los miembros del Parlamento Europeo

Bruselas, 25 de noviembre de 2019

Estimados Eurodiputados:

                        Ante todo me complace felicitarles por su elección en esta nueva legislatura del Parlamento Europeo. Al hacerlo, les traslado la disposición de las autoridades cubanas de continuar interactuando con los eurodiputados sobre la base del irrestricto respeto a los principios del Derecho internacional, de los consagrados en la Carta de las Naciones Unidas y de todos los principios y compromisos reafirmados en el Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación entre Cuba, la Unión Europea y sus Estados Miembros.

                       Me permito escribirles sobre el debate que tendrá lugar en sesión plenaria sobre “Casos de violaciones de los derechos humanos, de la democracia y del Estado de Derecho” en el que han incluido el del ciudadano cubano José Daniel Ferrer García.

                        Al respecto, me permito trasladarles que este ciudadano fue detenido por las autoridades competentes el pasado 1ro. de octubre en respuesta a la denuncia presentada por el ciudadano cubano Sergio García González, quien acusa a Ferrer y a otros tres individuos de haberlo secuestrado durante toda una noche y haberle propinado una severa golpiza que lo dejó en condiciones de ingreso hospitalario. Por dicha razón Ferrer se encuentra pendiente de juicio, en correspondencia con el marco legal cubano. Semejante conducta atenta contra el respeto a la dignidad humana, principio que el Tratado de Lisboa reconoce en la acción en la escena internacional de la Unión, al igual que el respeto al estado de Derecho, y a la universalidad e indivisibilidad de los derechos humanos, los que son compartidos y preservados por mi país.

                        Es esencial que conozcan que el Gobierno de Estados Unidos dirige desde Washington una nueva campaña de calumnias y descrédito contra Cuba como parte de su política de creciente hostilidad contra mi nación, con el apoyo inescrupuloso de los grandes medios de difusión.

                         En esta ocasión se utiliza como pretexto la detención de dicho ciudadano cubano, quien tiene una larga trayectoria delincuencial y de conducta violenta, con antecedentes registrados que datan de 1993. Estos incluyen agresiones con violencia física a otros ciudadanos, incluyendo mujeres, y desorden público, comportamiento que se incrementó en años recientes. No es nuevo que el Gobierno de Estados Unidos utilice a personas de estas características para su actividad política subversiva contra Cuba y para campañas de descrédito de este tipo.

                         La Embajada de los Estados Unidos en Cuba, bajo el liderazgo abierto de su Jefa de Misión diplomática, ha sido el vehículo fundamental de atención, orientación y financiamiento de la conducta de José Daniel Ferrer, en clara manifestación de intromisión en los asuntos internos de Cuba y de abierta instigación a la violencia, a la perturbación del orden y al desacato de las fuerzas del orden por parte de este ciudadano.

                        La representación diplomática estadounidense y en particular su Encargada de Negocios, lejos de dedicarse a la promoción de los vínculos bilaterales, a velar por los intereses del pueblo estadounidense y de su Gobierno, y al impulso de las relaciones pacíficas entre los Estados, se han concentrado en los últimos meses en el fallido propósito de reclutar mercenarios, de promover la división y la confusión en nuestro pueblo, de identificar las áreas de la economía contra las cuales dirigir las medidas coercitivas, y en tratar de calumniar y desacreditar la gestión del Gobierno cubano y a la Revolución.

                         Estoy segura de que semejante violación de los principios que rigen las relaciones entre estados, son rechazadas por ustedes que, como parte de vuestro compromiso con el respeto del Derecho Internacional y de los propósitos y principios consagrados en la Carta de las Naciones Unidas defienden el artículo 1.2 que se refiere al propósito de “fomentar entre las naciones relaciones de amistad basadas en el respeto al principio de igualdad de derechos y a la libre determinación de los pueblos y tomar otras medidas adecuadas para fortalecer la paz universal”.

Estimados europarlamentarios,

                      Estoy segura de que conocen que en mi país no se practican detenciones arbitrarias. Las detenciones se realizan conforme al procedimiento penal y cumpliendo las amplias garantías del debido proceso que se reconocen en nuestro ordenamiento jurídico, conformado por la Constitución de la República; la Ley No. 5 de 1977, “Ley de Procedimiento Penal; la Ley No. 62 de 1987, “Código Penal”; la Ley No. 82 de 1997, “Ley de los Tribunales Populares”; la Ley No. 83 de 1997, “Ley de la Fiscalía General de la República”; y los dictámenes e instrucciones del Consejo de Gobierno del Tribunal Supremo Popular.

                       En Cuba, como ocurre en muchos países en los que prima el Estado de Derecho, es la ley quien establece los procedimientos y las circunstancias que ameritan la detención; así como los términos en los que el detenido debe ser sujeto a medidas cautelares, debe iniciársele un proceso penal o ser puesto en libertad.

                       La decisión de continuar o no el proceso penal, se evalúa en cada caso por las autoridades competentes, cumpliendo todas las garantías reconocidas por nuestras leyes; y se sustenta en la aplicación de una política penal racional, objetiva, preventiva e individualizada. Es lamentable que se trate de presentar a presos comunes como defensores de derechos humanos.

                       El ciudadano José Daniel Ferrer ha recibido visita de su esposa y de sus hijos, como corresponde según las normas para su situación legal. Ha contado con la debida atención médica, realiza ejercicios físicos regulares y, ante solicitud realizada, se le facilita asistencia religiosa. Puedo asegurarles que son falsas todas las referencias a su desaparición física, al supuesto maltrato físico, a la tortura o a que recibe insuficientes alimentos. Esas mentiras son deliberadamente concebidas y orientadas por el Gobierno de Estados Unidos y su Embajada en La Habana.

                        En este contexto me permito llamar su atención hacia el hecho de que Cuba es Estado Parte de 44 instrumentos internacionales, incluidos numerosos de Derechos humanos, con cuyas obligaciones cumple cabalmente.

                        Cumplimos asimismo con el contenido del Acuerdo de Diálogo Político y Cooperación. Al respecto me permito recordarles que desarrollamos diálogos sobre el tema de los derechos humanos con la Unión Europea, incluso antes de la firma y entrada en vigor del referido Acuerdo. Como seguramente conocen, durante el último de los Diálogos celebrado el pasado 3 de octubre, abordamos ampliamente temas relacionados con los derechos civiles y políticos, así como económicos, sociales y culturales tanto en Cuba como en la Unión Europea. Les reitero, en este contexto, el total apego y compromiso de mi país con las disposiciones del ADPC.

                       Mi país es un ejemplo para muchos países del mundo con respecto a la defensa, el desarrollo y la promoción de todos los derechos humanos para todas las personas, en total apego al principio de universalidad e indivisibilidad de estos derechos.

                       Al reiterarles nuestra disposición a dialogar de manera permanente con los miembros de la Eurocámara sobre la base de la igualdad, la reciprocidad y el respeto mutuo, aprovecho la ocasión para saludarles cordialmente.  

 

                                                                                                                                                                                                                                        Norma Goicochea Estenoz   

                                                                                                                                                                                                           Embajadora de Cuba ante Bélgica, Luxemburgo y la Unión Europea

Categoría
Multilaterales
RSS Minrex