Abel Prieto comparte obra cultural de la Revolución en la UNESCO

Francia, 17 de septiembre. La noche de este lunes, el diputado cubano Abel Prieto Jiménez sostuvo un franco y amistoso encuentro en la sede de la UNESCO, con diplomáticos acreditados ante la Organización, funcionarios de la Secretaría, amigos de Cuba en Francia y cubanos residentes en este país, con quienes compartió visión y pilares fundamentales que impulsan y sostienen la obra cultural de la Revolución cubana.

Al recorrer los primeros años de la Revolución, el intelectual cubano se refirió a las principales acciones emprendidas en el ámbito de la educación y la cultura, subrayando el propósito que prevaleció desde un inicio de  democratizar la cultura en Cuba, la cual si bien es cierto que había alcanzado un desarrollo y contaba con  altas voces en manifestaciones como la  literatura,  la plástica, las artes escénicas, lo cierto es que  tal vez con la excepción de la música y dentro de esta sobre todo la popular, su acceso y consumo en general estaban circunscritos a determinados círculos, o élites. Esta visión democratizadora, inclusiva, de participación,  permitieron avanzar y construir las bases de lo que hoy Cuba muestra en esta esfera, esencial para el desarrollo del país.

Instituciones como la Casa de las Américas, la Imprenta y la Biblioteca Nacional, el Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográfica, entre otros, constituyen ejemplos de la prioridad otorgada por el gobierno revolucionario a desarrollar en la población cubana una formación y cultura general, que a su vez abrieran los caminos para independizarnos de la hegemonía y el dominio de la cultura norteamericana, señaló el diputado. En este marco, recordó una frase emblemática del líder histórico de la Revolución cubana, Fidel Castro, al expresar “no le decimos al pueblo cree, le decimos lee”, enfatizando en la importancia de dotarlo de herramientas fundamentales para su superación. De ahí que una de las primeras medidas revolucionarias fuera la Campaña de Alfabetización y, como también recordó, una de las más grandes hazañas del pueblo cubano.      

Importantes y actuales temas de la agenda internacional, de especial impacto en el ámbito de competencia de la UNESCO, como la educación y la cultura, fueron asuntos también abordados por el intelectual cubano, quien llamó a defender una acción consciente y colectiva de gobiernos y ciudadanos, que haga frente a “la ferocidad del mercado y la industria del entretenimiento”, con su efecto “colonizante” sobre nuestros pueblos, con especial impacto en los jóvenes. Al respecto, sostuvo interesantes reflexiones sobre la importancia de fortalecer las instituciones educativas y culturales, que en “competencia desleal” con el mercado, se encargan de la formación de jóvenes y niños, trasladándoles valores y principios universales que contribuyan y defiendan la paz, la solidaridad, la identidad nacional y diversidad cultural.

Abel Prieto, Director de la Oficina del Programa Martiano y exministro de Cultura de Cuba, estuvo acompañado por la funcionaria del Partido Comunista de Cuba, Belkys Lay; la Embajadora Dulce Buergo Rodríguez, Delegada Permanente de Cuba en esta organización internacional y personal de la misión diplomática cubana.

Delegación Permanente de Cuba ante la Unesco

Categoría
Eventos
Multilaterales
RSS Minrex