60 árboles por la amistad entre Cuba y Mongolia.

Ulán Bator, Mongolia. 21 de mayo de 2020. -“La arboleda de la amistad”, así reza en la tarja develada durante la siembra de  una arboleda de  60 árboles en conmemoración por el 60 Aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre Cuba y Mongolia, en el Parque Nacional de Ulán Bator.   La ceremonia contó con la presencia del Ministro de Relaciones Exteriores Excmo. Sr. D. Tsogtbaatar, el Embajador de Cuba en Mongolia, Excmo. Sr.  Raúl Delgado Concepción, la Vice Alcalde de la ciudad la Sra.  D. Munkhjargal, el Presidente de la Asociación de Amistad Mongolia - Cuba Sr. Khamba Lama Dr. Ch. Dambajav,  y el Presidente Asociación de Mongoles Graduados en Cuba Sr. G. Ganbayar.

Con la siembra de 60 árboles (olmos), igual cantidad de años que se conmemoran desde la firma el 7 de diciembre de 1960 de las relaciones diplomáticas entre ambas naciones, tanto el Canciller Mongol como el Embajador de Cuba destacaron en sus palabras los estrechos vínculos de amistad, solidaridad y  respeto que han primado durante todo este tiempo. El Ministro D.Tsogtbaatar señalo en su intervención que la amistad que comenzó hace 60 años se ha venido ha fortalecido y  agradeció a las organizaciones y grupos que aportaron su contribución la materialización de la siembra  de estos árboles como muestra de esa amistad.

Por su parte el Embajador cubano se refirió en sus palabras al reciente 125 Aniversario de la caída en combate de nuestro Héroe Nacional José Martí al señalar que la esfera de la educación ha sido una de la más beneficiada en esta relación de 60 años entre ambas naciones. El diplomático cubano citó en sus palabras fragmentos del trabajo publicado por el apóstol en 1878 en Guatemala titulado “El Siglo XIX” alertando sobre la importancia de la instrucción de niños y de jóvenes, y en este sentido en sus recursos literarios emplea a los árboles en particular: “[…] Saber leer es saber andar. Saber escribir es saber ascender. Pies, brazos, alas, todo esto ponen al hombre esos primeros humildísimos libros de la escuela. […] La educación es como un árbol: se siembra una semilla y se abre en muchas ramas. Sea la gratitud del pueblo que se educa árbol protector, en las tempestades y las lluvias, de los hombres que hoy les hacen tanto bien. Hombres recogerá quien siembre escuelas”, concluyó el Embajador.

La Vice Alcalde de la ciudad la Sra.  D. Munkhjargal, quien es además Jefa de proyectos de Asuntos Ambientales y de Contaminación de la capital, destacó la participación de una representación de los más de 180 graduados mongoles en Cuba, organizados en la Asociación que lleva este nombre y la cual viene desarrollando meritorio trabajo en el área del cuidado ambiental de la ciudad.  (EmbaCuba Mongolia)

Etiquetas
Categoría
Relaciones Bilaterales
Solidaridad
RSS Minrex